<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
jueves. 08.12.2022

Tamaulipas, la imagen de la barbarie

Las fotografías muestran los cuerpos ensangrentados de los inmigrantes que yacen en el rancho que se ha convertido en escenario de uno de los hechos más violentos del narcotráfico por la encarnizada lucha del cártel del Golfo con su escindido grupo armado, Los Zetas, por rutas y territorios.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 27.8.2010

Veinte de los 72 migrantes asesinados en Tamaulipas fueron identificados luego de más de 40 necropsias realizadas por la Procuraduría General de Justicia de ese estado.

El procurador de Justicia de Tamaulipas, Jaime Rodríguez Inurrigarro, dijo que personal de medicina forense de esta dependencia se encuentra en San Fernando realizando las necropsias, conjuntamente con la PGR y la Secretaría de Marina. Aunque no le han dado detalles de la identidad, dijo, tiene informes de que cuatro de los muertos son salvadoreños y uno brasileño.

El canciller de El Salvador, Hugo Martínez, confirmó que cuatro de las primeras quince víctimas identificadas son salvadoreños: “Ahora, además de saber esa noticia tan espantosa del asesinato de 72 personas, desgraciadamente ya hemos podido confirmar que dentro de las primeras quince personas que se han logrado identificar, hay cuatro salvadoreños asesinados”. Martínez no descartó que haya más salvadoreños entre los migrantes asesinado por presuntos integrantes del grupo Los Zetas.

A su vez, el viceministro para los salvadoreños en el exterior, Juan José García, manifestó, sin precisar nombres o sexo de los muertos, que se trataba de “personas jóvenes, en edad productiva, entre 20 y 35 años”.

Ayer por la mañana, bajo un fuerte dispositivo de seguridad, ocho diplomáticos de El Salvador, Honduras, Ecuador y Brasil llegaron a las instalaciones de la Procuraduría en Reynosa para proceder a las labores de identificación de los migrantes asesinados, a fin de trasladarlos a su lugar de origen.

Estados Unidos expresó su disposición de cooperar “totalmente” en la investigación de la muerte de los migrantes, anunció el vocero del Departamento de Estado, Philip Crowley.

La titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa, afirmó que el asesinato de 72 migrantes en San Fernando enluta no sólo a las familias, sino a todos los gobiernos y pueblos de América Latina.

Aseguró que el gobierno de México ofrecerá todo el apoyo y facilidades “para hacer las muy dolorosas diligencias”.

De visita en Quito la funcionaria indicó que la dependencia a su cargo está en contacto con los embajadores de los países de la región en México, para mantenerlos informados sobre los avances en las investigaciones.

Por otra parte, el Gobierno mexicano ha desplegado tropas en una zona cercana a la frontera con Estados Unidos en busca de los responsables de la matanza. Fuerzas de seguridad fuertemente armadas a bordo de vehículos blindados transitan por localidades de la región fronteriza con Texas, mientras helicópteros las sobrevuelan.

A las víctimas, inmigrantes de Centro y Sudamérica, se les ataron las manos y vendaron los ojos antes de formarlas contra un muro y dispararles.

Fue el lunes cuando efectivos de la Marian encontraron los cuerpos de 58 hombres y 14 mujeres en el sitio después de un enfrentamiento con presuntos sicarios. En el tiroteo murieron tres presuntos delincuentes mientras que otro fue arrestado. Otros sospechosos escaparon.

Tamaulipas, la imagen de la barbarie
Comentarios