#TEMP
viernes 27/5/22

Se extingue la saga Kennedy

El senador estadounidense, Edward Kenedy, una de las figuras más destacadas del Partido Demócrata y miembro de una de las familias más importantes del siglo XX en Estados Unidos, ha muerto a los 77 años. El mundo de la política lamenta su muerte. Obama ha dicho que está "destrozado" por la noticia.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 26.8.2009

Kennedy, senador por Massachussets, murió en su casa, según informa la cadena CNN. El político fue operado de un tumor cerebral maligno en 2008 y desde entonces luchó para enfrenar esta enfermedad que le obligó a alejarse de la vida política.

Conocido como "Teddy", ha sido uno de los senadores más influyentes y destacados de su época. Entre sus hermanos figuran John F. Kennedy, elegido presidente en 1960 y asesinado en 1963; Robert, senador por Nueva York cuya candidatura presidencial acabó cuando fue asesinado en 1968, y Eunice Kennedy quien murió a comienzos de mes a los 88 años. Para muchos analistas y políticos estadounindeses, su muerte marca el fin de una era. "Hemos perdido el irreemplazable centro de nuestra familia y la luz de nuestras vidas, pero su fe, optimismo y perseverancia permanecerán en nuestros corazones para siempre", reza la nota difundida por la familia.

Durante las elecciones primarias del partido demócrata en mayo de 2008 -antes de que el presidente de EE.UU., Barack Obama, fuera candidato a la presidencia- le detectaron un tumor cerebral maligno, del que se recuperó y retomó sus actividades como senador. "Ted" se implicó directamente en la campaña electoral de Obama, y fue uno de sus apoyos más destacados. De hecho en la convención en la que fue proclamado candidato, hace exactamente un año, el senador recibió el aplauso más emotivo.

En esa convención, el 25 agosto de 2008 en Dember (Colorado), "Ted" estaba recién operado del tumor cerebral y era su primera aparción pública desde la operación. Más adelante, durante la comida oficial por la toma de posesión de Obama, el senador se desmayó.

DE HERMANO PEQUEÑO A PATRIARCA

Edward comenzó su carrera política en 1962 cuando disputó un escaño en el Senado por el estado de Massachusetts y obtuvo su primer cargo político. Al poco tiempo de ocupar su escaño, en 1963, su hermano el presidente John Kennedy fue asesinado en Dallas, Texas. En 1968 su otro hermano Robert Kennedy, el senador de Nueva York que hacía campaña para la presidencia de los Estados Unidos, fue asesinado en Los Ángeles, California.

Ted Kennedy, a la cabeza de su familia, presidió los funerales de Bobby Kennedy en la Catedral de San Patricio, en Nueva York en junio de 1968. En 1980 se presentó como candidato a la presidencia por el partido Demócrata y fue derrotado por el entonces presidente Jimmy Carter, que intentaba su reelección. Desde entonces siguió trabajando como Senador por Massachusetts y tuvo un destacado papel en el Congreso. A la muerte de su centenaria madre Rose acaecida en 1995, pasó a ser el Patriarca de la familia norteamericana de origen católico-irlandés.

Luchó fervientemente a favor de la protección de los derechos civiles y laborales, la reforma del sistema sanitario y lanzó numerosas propuestas para la mejora de la educación. "Hay mucho que hacer", dijo el senador al respecto en 2006. "Creo que eso es así debido a la gran injusticia que continúo viendo día a día", recalcó en una entrevista concedida a la agencia Reuters. Gran admirador del actual presidente, Barack Obama, "Teddy" respaldó su nominación durante las primarias demócratas contra la ex primera dama, Hillary Clinton, para defender posteriormente su candidatura a la Presidencia en los comicios del pasado 4 de noviembre.

El 17 de Mayo de 2008 ingresó en un hospital de Cape Cod (Massachusetts) con síntomas de haber sufrido un derrame cerebral. Dos días después se informó que tenía un tumor cerebral maligno. El 1 de Junio de 2008 le operaron en el Centro Médico de la Universidad de Duke (Carolina del Norte) y tras pasar una semana en esa instalación pasó al Hospital General de Massachusetts para recibir tratamiento y quimioterapia.

Con la muerte de Ted, el menor de los nueve hermanos Kennedy, se "extingue" una de las sagas más influyentes de los EE.UU.

SU SUCESIÓN, VITAL PARA LA REFORMA SANITARIA

Ted Kennedy, que hace unos días no pudo asistir al funeral por su hermana Eunice debido al empeoramiento de su estado, había enviado una carta al gobernador y a los congresistas locales para que modifiquen las normas de sucesión para que el estado tenga sus dos representantes en el Senado cuando su lugar quedara vacante. En la emotiva misiva, que fue publicada la semana pasada por el diario Boston Globe, el senador quería que el gobernador, Deval L. Patrick, tuviera autoridad para poder elegir a un sustituto de forma temporal antes de que los votantes vayan a las urnas para elegir al nuevo senador por Massachusetts.

Kennedy, que llevaba meses apartado de la política debido a su enfermedad, sabía que en medio del actual debate que vive el país sobre la reforma sanitaria, uno de sus principales luchas políticas de los últimos años, cada voto en el Senado es de vital importancia y por eso quería que se designara a un sustituto lo antes posible. Bajo la actual normativa, en caso de fallecimiento o dimisión, los votantes deberán elegir a un sucesor en unas elecciones especiales que deberían celebrarse en los cinco meses siguientes, pero para Kennedy eso era demasiado tiempo teniendo en cuenta lo enconada que está la reforma sanitaria.

Según asegura el rotativo, la carta del senador Kennedy fue escrita a comienzos del pasado mes de julio, además de una nota privada para el Papa Benedicto XVI que fue entregada en mano al Santo Padre por el presidente, Barack Obama, en su visita al Vaticano.

Se extingue la saga Kennedy
Comentarios