#TEMP
jueves 26/5/22

Sarkozy, hospitalizado por un síncope

Le ocurrió cuando había salido a correr. Está ingresado en el hospital Val de Grâce de París, especializado en el tratamiento de personalidades, y su estado no reviste gravedad.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 26.7.2009

Sarkozy sufrió esa indisposición durante una de sus sesiones de deporte en la residencia oficial de La Lanterne junto a Versalles, donde le gusta pasar muchos fines de semana. De hecho, un testigo anónimo contó haber visto poco después de las 13.00 (11.00 GMT) a un hombre que iba corriendo junto a unos guardaespaldas en uno de los paseos del parque que circunda La Lanterne, y que se desplomó. Ese testigo indicó que poco después acudió la esposa del jefe del Estado, Carla Bruni, y un helicóptero en el que se supone que Sarkozy fue evacuado.

El Elíseo, en un escueto comunicado, se había limitado a indicar que el presidente sufrió un malestar cuando hacía deporte, que su médico le atendió inmediatamente y que estaba siendo sometido a exámenes complementarios, sin dar indicaciones sobre el tipo de problema que tenía, ni sobre la gravedad.

La presidencia francesa tampoco ha dicho si el jefe del Estado estaba ingresado en un centro sanitario, y ha remitido a nuevas informaciones más adelante. No obstante, el recinto del hospital Val de Grâce fue protegido esta tarde con un dispositivo de vallas y varias decenas de agentes de las fuerzas del orden público para evitar que se acercaran periodistas y curiosos.

El conocido como síncope vagal suele suponer una pérdida de conocimiento por un exceso de actividad del nervio vago o neumo-gástrico, un incidente que suele ser banal y puede deberse a múltiples causas, entre ellas una hipoglucemia, un importante esfuerzo en ayunas, calor intenso, una emoción fuerte, estrés o un dolor violento.

En el último boletín del estado de salud de Sarkozy, publicado por la presidencia francesa el pasado día 3, se decía que los resultados de los exámenes cardiovasculares y sanguíneos que se le habían hecho eran normales.

AFICIONADO A LOS DEPORTES

Es conocida la afición de Sarkozy, de 54 años, por salir a correr y también por ir en bicicleta en verano. Debía iniciar sus vacaciones tras el Consejo de Ministros del próximo miércoles. Antes de eso, su agenda oficial de la próxima semana debía iniciarse mañana a mediodía con su presencia en la firma de un acuerdo sobre la mediación entre los bancos y las empresas para hacer más fluida la concesión de créditos.

Su gabinete había emitido un último boletín sobre la salud del mandatario el pasado día 3, en el que se decía que los resultados de las pruebas cardiovasculares y sanguíneas que se le habían hecho eran normales. En octubre de 2007 había sido hospitalizado para ser operado de un problema en la garganta.

Sarkozy, hospitalizado por un síncope
Comentarios