<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 01.10.2022

Santos apuntala el uribismo en Colombia

La prensa colombiana considera que el "contundente" triunfo del oficialista Juan Manuel Santos en los comicios del domingo le convierte en el seguro sucesor del presidente Álvaro Uribe Vélez, aunque aún deba medirse en una segunda vuelta con el candidato del Partido Verde, Antanas Mockus, el 20 de junio.
> ¿Un uribista por convicción o uno por conveniencia?
> Impuestos y FARC marcan la diferencia
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 31.5.2010

Toda la prensa destaca que Juan Manuel Santos "encarna la continuidad de las políticas de un gobierno que es muy popular" (El Tiempo), merced a su férrea estrategia militar contra los grupos insurgentes. Su alto grado de implicación con las políticas de Álvaro Uribe, cuya popularidad ronda actualmente el 70%, ha sido sin duda uno de los factores que han propiciado su resultado electoral. El mismo diario, del que la familia de Santos es accionista, advierte, no obstante, de que aunque "está muy cerca de llegar a la Casa de Nariño, en los días que vienen tiene que mantener el ritmo y el mensaje de unidad expresado".

"Santos arrasó y superó las expectativas", titula el periódico El Colombiano, que señala a las encuestas como las grandes derrotadas en los comicios presidenciales. Los sondeos daban un empate técnico en primera vuelta entre el ex ministro de Defensa de Uribe y el líder del partido Verde, Antanas Mockus, quien finalmente ha quedado muy por detrás de su adversario.

Las principales firmas encuestadoras de Colombia han explicado el fracaso de sus proyecciones en que fueron las tendencias de última hora del electorado las que influyeron en los resultados de la primera vuelta de los comicios presidenciales. Aseguran que la intención de voto en favor de Santos creció por efecto de los comentarios erráticos o no convenientes de Antanas Mockus.

Pese a que los sondeos de intención de voto daban un empate técnico entre el ex ministro de Defensa Santos, del Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U), y Mockus, el primero alcanzó el 46,56 por ciento de los votos (6,75 millones), frente al 21,49 por ciento (3,12 millones) del segundo. Santos y Mockus disponen ahora de tres semanas antes del balotaje del próximo 20 de junio, en el que los colombianos escogerán al sucesor de Alvaro Uribe, quien dejará la presidencia el próximo 7 de agosto al cabo de ocho años.

Pero la diferencia de votos entre los dos aspirantes —6,7 millones para Santos, frente a 3,1 millones de Mockus— hace muy difícil pensar que la tendencia pueda revertirse en este lapso.

En sus primeras declaraciones, Santos, del Partido Social de la Unidad Nacional (La U, derecha), ha reforzado su oferta de conformar un gobierno de “unidad nacional”, en caso de ganar en la segunda vuelta con el apoyo de otros grupos políticos. “Los gobiernos de unidad nacional pueden lograr objetivos muy ambiciosos, y las circunstancias actuales nos permitirán generar empleo, posicionar al país ante el mundo”, ha dicho Santos este lunes, a la vez que ha ofrecido mejorar las relaciones con Venezuela, “congeladas” desde julio de 2009.

Santos, quien fue ministro de Defensa entre 2006 y 2009 y cuyo partido forma parte de la coalición de gobierno, se reunió este lunes con el presidente Álvaro Uribe, a quien había dedicado su triunfo la noche del domingo. A partir de este martes, se dedicará a recorrer ciudades del interior de Colombia, para concentrarse en Bogotá la última semana de la campaña electoral, indicó una fuente de su equipo.

Mientras tanto, Mockus y los dirigentes de su Partido Verde se han reunido a puerta cerrada para evaluar estrategias de cara a la segunda vuelta. Santos “está más cerca (de ganar), pero nosotros tenemos tres semanas para imaginar alternativas, convocar a los ciudadanos. Es claramente posible, no es probable, pero es posible”, ha manifestado Mockus.

Entre esas estrategias, habrá que ver qué tipo de contactos entabla el candidato verde con los partidos que han quedado en tercer y cuarto lugar, el Partido Liberal (centro izquierda), y el Polo Democrático Alternativo (izquierda). Mockus ha dicho que de momento no habrá propuestas sino que piensa preguntarles (a Gustavo Petro y a Germán Vargas Lleras) por sus proyectos. En cuanto a la campaña, Mockus piensa que tras haber apostado fuertemente a internet, en esta nueva fase debe reforzar la comunicación por “otros medios” que le ayuden a acercarse más a los electores de las zonas rurales, su punto más débil.

La abstención en la jornada electoral del domingo fue de 50,84%, sobre un censo electoral de 29,9 millones de personas. En las anteriores presidenciales de 2006, la abtención había alcanzado el 54,95%.

Santos apuntala el uribismo en Colombia
Comentarios