#TEMP
domingo 22/5/22

Rabat "insulta a la inteligencia" al escudarse en que ha actuado contra "delincuentes"

Así opinan las organizaciones saharauis. Entretanto, Izquierda Unida ha exigido una "respuesta inmediata" tanto al Gobierno de España como a la Unión Europea ante la "impunidad" con la que a su juicio está actuando Marruecos en los territorios ocupados del Sáhara occidental. El PSOE pide a Rabat que actúe con la "máxima contención".
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 8.11.2010

El Gobierno cree que los cuatro españoles que estaban en el campamento de protesta saharaui a las afueras de El Aaiún están bien, según ha señalado el secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, aunque ha advertido de que esas informaciones no están "del todo confirmadas". Iglesias ha dicho que Gobierno y PSOE siguen "con preocupación" los acontecimientos de El Aaiún, donde las fuerzas de seguridad han evacuado el campamento de protesta próximo a la ciudad y han protagonizado enfrentamientos con manifestantes saharauis en las calles de la ciudad, y que lo único que sabe "con certeza" es que hay una "operación abierta". El dirigente socialista ha pedido a Marruecos que actúe con la "máxima contención" y ha subrayado la importancia de la seguridad en el Magreb.

La secretaria de Organización del PP, María Dolores de Cospedal, ha solicitado al Ejecutivo que auspicie las negociaciones entre Marruecos y el Frente Polisario "para que se pueda mantener la postura de España con relación al Sahara y la posibilidad de un referéndum". En rueda de prensa tras el Comité Ejecutivo Nacional del PP, De Cospedal ha pedido que estas conversaciones "se puedan realizar con toda la tranquilidad y sin interferencias que puedan empañar su buen fin". También ha hecho un llamamiento a la prudencia ante el desmantelamiento del campamento saharaui.

Tanto Izquierda Unida (IU) como Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha registrado una petición de comparecencia urgente en el Pleno del Congreso del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, por los últimos acontecimientos en El Aaiún. Para IU, se está produciendo una "catástrofe humanitaria". El eurodiputado y responsable internacional de la coalición, Willy Meyer, ha comparecido ante los medios de comunicación después de que el domingo la policía marroquí le impidiese descender del avión en el que había viajado hasta El Aaiún. "Lo que sucedió fue sólo una anécdota en medio de la actitud reiterada de Marruecos de impedir el acceso a la zona", ha afirmado Meyer.

Por ello, ha reclamado al Gobierno español y la Unión Europea que tomen cartas en el asunto y exijan a Marruecos que cumpla con los derechos humanos y la legalidad internacional. Meyer ha dirigido con este objetivo sendas cartas a la ministra española de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, y la alta representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la UE, Margaret Ashton. "Hay una catástrofe humanitaria que tiene que tener una respuesta inmediata", ha insistido antes de dirigirse directamente al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y advertirle de que "no puede seguir mirando para otro lado" respecto a la situación del Sáhara Occidental.

Además, ha recordado que el acuerdo de asociación firmado por la Unión Europea con Marruecos incluye una cláusula que exige el país árabe el cumplimiento del derecho internacional y los derechos humanos, por lo que Meyer cree que Europa debe revisar el texto tras los últimos acontecimientos.

RIESGO DE UNA RESPUESTA IGUALMENTE VIOLENTA

Para acabar con la "impunidad" marroquí, Izquierda Unida ha llamado además a la sociedad civil a movilizarse y "reaccionar de inmediato". "No se puede dejar a su suerte al pueblo saharaui", ha advertido tras recordar que el próximo sábado se celebrará una manifestación por las calles de Madrid.

El eurodiputado ha avisado además de que, en caso de que "no se ponga freno" a la actitud "violenta" de Marruecos, existe el riesgo de que el Frente Polisario cambie de actitud y opte también por la violencia. "Hasta ahora ha optado por los acuerdos, pero cuando a un pueblo no se le da salida es posible que cambie su posición y opte por una respuesta armada", ha reiterado.

Para el dirigente de IU, este paso sería "una desgracia", pero ha avisado de que la responsabilidad no sería del pueblo saharaui, sino de Marruecos, España y la Unión Europea. "Izquierda Unida haría cómplice de ello a la UE y el Gobierno español", ha asegurado antes de insistir en que Trinidad Jiménez debe "coger rápido el teléfono" para trasladar a su homólogo marroquí el mensaje de que "tiene que mover ficha". En este punto, ha censurado la actitud de la ministra española "callando" ante los ataques del dirigente marroquí a la prensa española y le ha advertido de que "no se puede poner cara siempre sonriente", sino que "a veces hay poner cara muy seria y decir hasta aquí hemos llegado".

"COMPLICIDAD ABSOLUTA" DE ESPAÑA Y LA UE

El coordinador federal Izquierda Unida, Cayo Lara, ha coincidido en denunciar la "complicidad absoluta" de los gobiernos de la UE y de España con las "violaciones sistemáticas" que está efectuando Marruecos respecto a la resoluciones de la ONU, "en el mejor de los casos mirando para otro lado".

Lara ha asegurado que están informados continuamente de los últimos acontecimientos que se están produciendo en El Aaiún a través de activistas saharauis y ha denunciado la intervención del ejército y la policía marroquí, "con cargas y gases lacrimógenos que están provocando heridos". Además, ha unido esta situación con las conversaciones que tenían previsto iniciar en los próximos días el Frente Polisario y Marruecos bajo instancias de la ONU para avanzar en el derecho de autodeterminación y ha defendido que se trata de "un intento de boicoteo y bloqueo" a esas negociaciones.

LAS RAZONES DE RABAT "UN INSULTO A LA INTELIGENCIA"

La Federación Andaluza de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (Fandas-Sáhara) ha expresado su "más enérgica condena" a los últimos acontecimientos en El Aaiún y ha afirmado que "una vez más Mohamed VI muestra que solo conoce el lenguaje de la violencia, el odio y la violación de los derechos humanos".

Su presidente, Francisco Guerrero, ha señalado que las últimas declaraciones de Rabat en las que afirma que "ha respetado las normas" y que "los detenidos son delincuentes comunes" son "un insulto a la inteligencia", y ha dicho que el Reino de Marruecos actúa así porque por la comunidad internacional "no es capaz de pedirle responsabilidades, y la Unión Europea y los países aliados, como Francia y España, no le exigen al rey que cumpla sus obligaciones".

En este sentido, ha manifestado que "la primera obligación en este momento ya no es la legalidad internacional, sino el respeto a la vida y a la dignidad a las familias saharauis", y la segunda, ha añadido, "respetar la legalidad internacional, que en este momento pasa por respetar los derechos humanos que se recogen en la Declaración Universal", que garantiza a cualquier ciudadano del mundo a que se exprese de una manera libre, y "eso no lo está garantizando Marruecos con la población saharaui".

Guerrero ha agregado que el Reino de Marruecos "conculca incluso su propia normativa constitucional, donde dice que se le garantiza a todos los ciudadanos la libertad de circular y establecerse en todas las partes del Reino". Además, "le preguntaríamos al Gobierno español, que sigue siendo potencia administradora, cuánto horror habrá que ver para que se proteja a la población saharaui, y preguntarle también si sigue todavía constatando que la ley marroquí se aplica en el territorio del Sáhara Occidental, que es lo que se dijo cuando Aminetu Haidar volvió a El Aaiún ocupado".

Asimismo, Guerrero ha explicado que "hay odio" porque "no han comprendido aún los ordenantes marroquíes, que la población saharaui no quiere ser asimilada por el Reino de Marruecos". "A cuánto llega el odio de Mohamed VI que no perdona todavía que tuvo que admitir que Haidar volviera al Sáhara Occidental sin pedir perdón, que no permite que la población saharui se exprese libremente, y diga qué quiere para su futuro", se pregunta.

"El movimiento de solidaridad con el pueblo saharaui se siente impotente de no poder hacer algo tan grande que pudiera apoyar a este pueblo a liberarse de la situación de ocupación, y sobre todo en este momento de represión, que está llegando ya incluso a casa por casa de las familias saharauis, y no solo en el campamento que se ha arrasado de forma violenta. Tememos por la seguridad de la población", ha destacado. Por ello, "hacemos un llamamiento al presidente José Antonio Griñán y al Parlamento andaluz para que tomen iniciativas urgentes que paren la violencia que se está haciendo contra la población saharaui, exija a Marruecos que cumpla sus obligaciones, e intente parar también situaciones peores de las que se están viviendo en estos momentos", manifiesta.

Además, este lunes entre las 19,00 y 20,00 horas se convoca a los ciudadanos y personas de la política a que se concentren delante de los ayuntamientos e instituciones más representativas de cada uno de los municipios y ciudades andaluzas que están con el movimiento asociativo de solidaridad con el Sáhara para "denunciar la gravedad de estos hechos". La cita en Sevilla es a las 19,00 horas en la Plaza Nueva.

Rabat "insulta a la inteligencia" al escudarse en que ha actuado contra "delincuentes"
Comentarios