miércoles 1/12/21

Primer ¿plantón? de Obama a la UE

“Centrarse en los asuntos domésticos”. Esa ha sido la explicación que han dado fuentes de la Casa Blanca para justificar la negativa de Obama para asistir a la cumbre UE-EEUU prevista para el mes de mayo en España. El Secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido, ha dicho que "no hay constancia" de esta ausencia.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS- 01.02.2010

El presidente de EE.UU., Barack Obama, no asistirá a la cumbre UE-EEUU prevista para el mes de mayo en España, según publica este lunes el diario norteamericano The Wall Street Journal, que señala como motivo la intención de Obama de centrarse en los asuntos domésticos.

Varias fuentes de la Casa Blanca citadas por el periódico subrayaron que la reducción de la agenda exterior de Obama fue siempre el plan para 2010, mientras que un alto cargo de la Administración aseguró que EE.UU. "nunca se comprometió, ni planificó" una cumbre con la UE para esta primavera.

"De manera que no hemos cambiado los planes", precisó, al tiempo que aclaró que Washington "aprecia" a los "aliados europeos", por lo que Obama y su equipo "seguirán trabajando estrechamente con ellos".

ESPAÑA DESCONOCE LA NOTICIA

El Secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido, ha dicho que "no hay constancia" de que Obama no vaya a acudir a la cumbre. Es más, asegura que en todo momento "trabajan con la hipótesis" de que asista.

Según ha explicado en un briefing informativo para valorar el primer mes de presidencia, el secretario de Estado ha dicho además que está "convencido" de que las relaciones con Europa son "una prioridad para Obama".

Según un ministro europeo de Exteriores, al que el rotativo no identifica, los estadounidenses habrían propuesto posponer el encuentro al otoño de 2010, cuando Obama tiene previsto desplazarse a Portugal para asistir a una cumbre de la OTAN.

Otra posibilidad, señala el periódico, sería invitar a los europeos a celebrar la reunión esta primavera en Estados Unidos.

Fuentes del Gobierno estadounidenses consultadas por The Wall Street Journal no precisaron qué planes tenían, si es que los tienen, para sustituir el encuentro de primavera en España.

Las cumbres entre la UE y EE.UU. se vienen celebrando una o dos veces al año desde 1991, y de forma alternativa en una ciudad europea o estadounidense, con la presencia habitual del presidente estadounidense. Así ocurrió en la pasada cumbre de Praga en abril y en otoño en Washington.

Por el momento no está claro, añade el rotativo, si la cumbre prevista podría celebrarse sin la presencia de Obama. Un alto cargo del Departamento de Estado sugirió que ésta era una posibilidad, pero señaló el domingo que todavía no estaba claro quién representaría al Gobierno estadounidense en esa cita. En caso de que esto ocurriera, López Garrido, cree que "habría que estudiar qué es lo que se hace.

LOS ESTADOUNIDENSES NO SABRÍAN A DÓNDE IR

Fuentes del Gobierno estadounidense también indicaron que existía confusión con respecto a si la cumbre se celebraría en España, que ejerce este semestre la presidencia de turno europea, o en Bruselas, debido a los cambios institucionales que ha introducido el Tratado de Lisboa, que ha creado la figura de un presidente permanente del Consejo Europeo, el belga Herman van Rompuy, sobre quien recae la representación exterior de la UE, junto con la Alta Representante de la Política Exterior, Catherine Ashton.

Para la presidencia española esto no es problema. De momento las Cumbres europeas se harán "en el país que ostenta la presidencia de turno", otra cosa es lo que ocurra a partir de 2011 una vez que ya "exista un acuerdo unánime" entre los 27.

De ahí que el Departamento de Estado siguiera negociando con los europeos si la cumbre se celebraría en Madrid o en Bruselas. Esta confusión habría alimentado la posibilidad de que Obama desista de asistir a la cumbre, según el rotativo. "Ni siquiera sabemos si van a tener una (cumbre)", dice una fuente del Departamento de Estado. "Les hemos dicho 'aclaradlo y luego nos contáis'", añade.

"Quien asista (a la cumbre) por parte de EE.UU. y en qué momento dependerá de quien convoque el encuentro", según la misma fuente, que afirmó que existe una "competición" en Europa tras la entrada en funcionamiento de los nuevos cargos institucionales.

Otra fuente descartó sin embargo que el debate interno en la UE sobre el nuevo reparto institucional tenga que ver con la decisión de Obama de no asistir a la cumbre ya que la Casa Blanca nunca previó que el presidente asistiera a ese encuentro.

El diario recuerda que Obama viajó a Europa el año pasado hasta en seis ocasiones y realizó una decena de giras por 21 países, más que cualquier otro presidente norteamericano en su primer año de mandato, según unas estadísticas de la cadena CBS.

Primer ¿plantón? de Obama a la UE
Comentarios