martes 1/12/20
CRÓNICAS DE AMÉRICA LATINA | JAVIER M. GONZÁLEZ

Preso el exapoderado de 'Madres de Plaza de Mayo'

Sergio Schoklender, que fue mano derecha de Hebe de Bonafini, está acusado de un fraude millonario

El ex apoderado de la Fundación de las Madres de la Plaza de Mayo, que manejó cifras millonarias entregadas por el Estado para la construcción de viviendas sociales, fue detenido por ser el presunto jefe de una asociación ilícita, administración fraudulenta, defraudación al Estado y lavado de dinero. Casi un año después de que se destapara el escándalo, el juez Norberto Oyarbide decidió su ingreso en prisión. Habría desviado una suma aún indeterminada, pero millonaria, en complicidad con su hermano Pablo y Alejandro Gotkin, que también han ingresado en prisión. María Alejandra Bonafini, hija de la mítica presidente de las Madres, está citada a declarar en los próximos días. 

Hebe de Bonafini se mostró satisfecha con la decisión adoptada por el juez: “Esperemos que llegue a donde tiene que llegar, que vayan presos todos los que tengan que ir y que cumplan con las condenas”, dijo la presidente de las Madres de Plaza de Mayo, que añadió. “Fue un año muy difícil, donde la prensa nos trató muy mal, pero estamos saliendo. Hablaron de mí, de la Fundación y de mi hija que no tiene nada que ver con esto”.

El gobierno de Cristina Fernández reaccionó tarde e instaló la idea de que las denuncias pretendían ir a por las Madres. Organismos de derechos humanos que han mantenido su independencia del gobierno, como la Línea Fundadora de las Madres y el Servicio Paz y Justicia, del Premio Nobel Adolfo Pérez Esquivel, se deslindaron de la organización de Hebe de Bonafini y sus actividades al margen de la defensa de los derechos humanos. “Creo que hay una gran responsabilidad del gobierno, tanto del nacional como de la ciudad (de Buenos Aires), porque cuando se reciben subvenciones hay que hacer controles y rendición de cuentas”, dijo también en su momento Pérez Esquivel.

El caso supuso un golpe político importante, afectando la credibilidad de las Madres y salpicando directamente al gobierno, por el desorden y la falta de control en el dinero que el Estado entregó para la construcción de viviendas. Desde que comenzó el programa Sueños Compartidos, el gobierno no entregó información sobre el monto de dinero entregado a las Madres o a los municipios y provincias que las contrataban para las obras.

Más allá de las responsabilidades personales de Schoklender, la construcción de viviendas a través de la fundación de las Madres no cumplió con la ley, que establece la obligación de licitación pública para trabajos financiados por el Estado.

La Fundación Madres de Plaza de Mayo se creó en 2006 y llegó a ser la segunda constructora del país. Después de la Fundación Eva Perón, que funcionó en vida de Evita, es la organización de este tipo que más dinero recibió del Estado.

A Sergio Schoklender le perdió su exhibicionismo. Había comprado dos aviones, 17 terrenos, un barco, una Ferrari y hasta el colegio donde estudiaba su hijo. Todo gracias al dinero que desviaba a las cuentas de su propia empresa, Meldorek, que era la que construía las viviendas para la Misión Sueños Compartidos. En los años en que permaneció al lado de Bonafini, participó en innumerables actividades junto a altos funcionarios del gobierno, defendiendo públicamente el modelo kirchnerista.

La historia de los hermanos Schoklender es sorprendente. En mayo de 1981 asesinaron a sus padres a garrotazos, pero como no acaban de morir terminaron estrangulándolos. Este horrible parricidio fue uno de los hechos de la crónica roja más seguidos en la época. Los hermanos pasaron 17 años en la cárcel. Sergio, el más emprendedor, se licenció en derecho y sicología en prisión, además de organizar la biblioteca y levantar aulas para los internos. Protagonizó varias huelgas de hambre en defensa de los derechos de los presos.

Hebe de Bonafini lo había conocido en 1983, cuando visitaba presos políticos. Tiempo después las visitas se hicieron más frecuentes, al final una vez por semana. Le ofreció trabajo cuando salió de la cárcel e incluso lo acogió en su casa. Llegó a ser como un hijo, pero ahora pide todo el peso de la ley para él.

Preso el exapoderado de 'Madres de Plaza de Mayo'
Comentarios