#TEMP
sábado 21/5/22

Más de cuatro millones de niños pueden morir "si los países ricos desvían sus compromisos"

Intermón Oxfam ha afirmado que 4,5 millones de niños pueden morir "si los líderes mundiales no destinan fondos adicionales para que los países pobres luchen contra el cambio climático" y ha denunciado que el Gobierno español "aún no se ha posicionado sobre estos fondos".
AGENCIAS - 16.9.2009

Según refleja el informe Más allá de la ayuda hecho público por la ONG, la alerta llega cuando los líderes mundiales están preparándose para asistir a la Cumbre sobre Cambio Climático que se celebrará el 22 de septiembre en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, donde la financiación del cambio climático "será prioritaria en la agenda".

Asimismo, la organización teme que las negociaciones sobre cambio climático que se llevarán a cabo el próximo mes de diciembre en Copenhague fracasen, "a no ser que los Jefes de Estado tomen las medidas oportunas". En este sentido, recuerda que, de momento, "sólo Dinamarca, Holanda y Gran Bretaña se han mostrado favorables a destinar fondos adicionales".

Por otra parte, denuncia que el Gobierno español, que pronto asumirá la presidencia de la Unión Europea "aún no ha manifestado su posición al respecto". Según criticó recientemente la directora general de la ONG, Ariane Arpa, "si Zapatero quiere cumplir sus compromisos con los países pobres, debe seguir la iniciativa de Holanda, Dinamarca y Gran Bretaña y apoyar fondos adicionales para la lucha contra el cambio climático".

LA ESCOLARIZACIÓN LLEGA AL 90%

No obstante, el informe apunta que se han dado grandes avances hacia los Objetivos del Desarrollo del Milenio (ODM) desde su establecimiento en el 2000 y recuerda que "en sólo 7 años, el 90 por ciento de los niños en los países pobres se han incorporado a la escuela". En esta línea, destaca que entre 1999 y 2005 se dio un descenso del 24 por ciento en el número de personas viviendo en pobreza extrema, y entre 1900 y 2007, el número de muertes en niños menores de 5 años ha descendido hasta 3.600.000 personas, "pese al aumento de la población".

"Deben aumentarse los fondos, no desviarse, para ayudar a los países pobres a adaptarse al cambio climático y esto los políticos no pueden verlo como un acuerdo de dos por uno", remarcó Arpa, para quien las naciones ricas "no deben robar dinero a los hospitales y las escuelas de los pobres con el objetivo de financiar su deuda climática con el mundo en desarrollo".

Más de cuatro millones de niños pueden morir "si los países ricos...
Comentarios