#TEMP
miércoles 18/5/22

Movilización en Europa ante el G-20

Las protestas contra las cumbres del G-20 y del G-8, que se celebrarán en Londres, primero, y en Italia, en julio, continuarán durante toda la semana después de las manifestaciones del sábado.
> Marcha contra la cumbre del G-20
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 29.3.2009

Miles de manifestantes marcharon el sábado en Reino Unido, Madrid Francia, Alemania e Italia para protestar por la crisis económica e instar a los líderes mundiales a actuar contra la pobreza, el desempleo y el cambio climático, antes de la cumbre del G-20 que se celebrará esta semana. De esta manera se pretende reclamar a los líderes mundiales que afronten con soluciones populares la peor coyuntura económica y social mundial en el último medio siglo, en especial con medidas contra la pobreza y la desocupación.

En Gran Bretaña, sindicatos, agencias de ayuda, grupos religiosos y ecologistas se unieron bajo el lema "Pongan a la gente primero" para instar al encuentro de líderes mundiales del 2 de abril a comprometerse con reformas fundamentales para hacer más justa a la economía mundial. Precisamente es en Londres donde se reúnen el jueves los líderes de las 20 mayores economías mundiales para discutir cómo el aumento de la regulación de los mercados financieros, miles de millones de dólares en medidas de estímulo y líneas de crédito para el comercio internacional pueden ayudar a una recuperación de la economía mundial de la peor recesión desde los años 30. La reunión tendrá lugar en el contexto de una profunda recesión mundial y ante el creciente enfado público por el papel de los banqueros en la crisis.

Por ese motivo, en la capital británica algunos manifestantes emitieron abucheos cuando pasaron frente las oficinas en Downing Street del primer ministro, Gordon Brown. La policía dijo que entre 12.000 y 15.000 personas participaron en la marcha. Las pancartas daban color a sus diversas demandas: "Gente antes que ganancias", "Salgan de Irak y Afganistán", "Empleos, Justicia, Clima".

En Reino Unido, el desempleo ha subido por encima de 2 millones de personas, los precios de las viviendas han caído un 11 por ciento en un año y la producción industrial ha registrado su peor baja desde 1981. "Este va a ser un verano de rabia para la clase trabajadora", dijo el manifestante Bryan Simpson, de 20 años, estudiante de Glasgow. Algunos manifestantes que se mostraron en contra del G20 adoptaron consignas como "Cuelguen a un banquero" y "Destruyan los bancos".

RESPUESTAS A LAS DEMANDAS DE LOS CIUDADANOS

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que los manifestantes deberían "darnos una posibilidad" y escuchar lo que los políticos planean.
"Esperemos dejarles en claro que vamos a salir de esta reunión del G20 con algunas propuestas concretas", destacó Biden en Chile, donde participó en una cumbre de líderes de centroizquierda. Por su parte, el primer ministro británico dijo entender las preocupaciones de la gente y agregó que "es esa la razón por la que la acción que queremos desarrollar (en el G20) está diseñada para responder las preguntas que los manifestantes plantearon hoy".

La protesta británica fue imitada en otras naciones europeas. Cerca de 15.000 personas marcharon por Berlín, arrojando piedras y botellas a la policía, encendiendo fuegos artificiales y rompiendo las ventanas de los coches policiales. Mientras tanto, en la capital financiera del país, Fráncfort, se reunieron hasta 14.000 personas.

Cerca de 6.000 manifestantes, en su mayoría estudiantes y miembros de sindicatos, marcharon por Roma en protesta por el encuentro de ministros del Trabajo del G8 en la ciudad. "Ha habido un fracaso total de finanzas creativas y de una economía basada en la explotación de trabajadores, especulación financiera y evasión fiscal", dijo uno de los manifestantes, Mario Giannini.

En el centro de París, unos pocos cientos de personas protestaron bajo el lema: "No pagaremos por su crisis". Y en Madrid, cientos de personas recorrieron las calles del centro de la capital con máscaras de los principales líderes mundiales.

Brendan Barber, secretario general de la confederación que representa a 58 sindicatos británicos, dijo que la gente alrededor del mundo estaba enojada por la pérdida de empleos, la pobreza y la inequidad. "Necesitamos ver un cambio de enfoque ahora en la economía real, de otro modo el precio en el desempleo, la falta de vivienda y la pobreza será incalculable", dijo.

Movilización en Europa ante el G-20
Comentarios