sábado 4/12/21

Moratinos y Castro le cierran la boca a la UE

Ahora la última palabra la tiene la Unión Europea. El ministro de Exteriores español se ha marcado un tanto en el que muchos desconfiaban. El Gobierno de Castro después de horas de negociación con España, ha anunciado la liberación de 52 presos políticos cumpliendo las condiciones que le imponían desde Europa. Ahora la pelota está al otro lado del Atlántico.
AGNESE MARRA / NUEVATRIBUNA.ES - 08.07.2010

Nadie confiaba en Moratinos y en su insistencia de diálogo con la isla. La UE mostró con claridad su posición de bloqueo alegando su preocupación por el respeto de los derechos humanos, una preocupación un tanto ideológica, ya que sus exigencias no han sido las mismas con otros países. El ministro de Exteriores español se mantenía en sus trece y con la diplomacia que le caracteriza ha conseguido uno de los avances más importantes para el país que hoy gobierna Raúl Castro: la liberación de 52 presos políticos.

Los primeros cinco liberados saldrán en las próximas horas y viajarán a España junto a sus familiares, el resto quedarán libres en los próximos tres o cuatro meses. Se trata de todos los opositores que quedaban presos del llamado Grupo de los 75, encarcelados en la represión de la Primavera Negra de 2003 y que tenían penas de más de 20 años de cárcel.

La liberación es fruto de un intenso diálogo que inició Moratinos el pasado mes de mayo con el Gobierno de Castro y la Iglesia Católica cubana. El titular español de Exteriores viajó a la isla el pasado martes y estuvo 48 horas reunido con el mandatario cubano y con el cardenal Jaime Ortega.

España se ha ofrecido para acoger a los liberados y sus familias: “A partir de que lleguen a España pueden ir donde ellos deseen. En España decidirán donde quieren ir, nosotros no les vamos a poner ninguna dificultad, daremos todo el apoyo y cobertura”, aseguró el ministro.

YA NO QUEDAN EXCUSAS PARA LA UE

Desde 1996 la Unión Europea tomó la llamada ‘posición común’ en la que se condicionaban las relaciones del bloque europeo con Cuba a avances democráticos y en materia de derechos humanos en la isla.

La muerte de uno de los presos políticos el pasado mes de marzo se sumó a la huelga de hambre que inició en su casa el opositor cubano Guillermo Fariñas, y que en los últimos días se alertaba sobre la gravedad de su estado. Todos estos datos hicieron que la UE endureciera su postura con la isla y que dejara en manos de Moratinos un posible diálogo.

El ministro español ha conseguido sus propósitos y ahora advierte a la UE de que ya no existe ninguna razón para que mantenga su política de ‘posición común’. “Es lo que mis colegas me pidieron, que si conseguíamos zanjar la cuestión de los presos pues lógicamente se levantaría la posición común”, dijo Moratinos a periodistas durante un recorrido por el Asilo de Santovenia en la capital cubana.

El titular de Exteriores también aprovechó para recordar el “escepticismo de los europeos” y su “falta de confianza” en la política de diálogo: “Muchos no confiaron en esta manera de hacer política, y hoy nos encontramos que esta es la que da resultado”.

UNA NUEVA ETAPA PARA CUBA

La liberación de estos presos es un gesto simbólico y político de envergadura que podría cambiar el rumbo de la isla. El Gobierno cubano ha aceptado escuchar a España y se ha mostrado más abierto que en otras ocasiones. Por ello, Moratinos quiso aprovechar para solicitarle a Guillermo Fariñas que abandonara su huelga de hambre ya que lo que él pedía – la liberación de los presos políticos- ya se ha conseguido.

De hecho, esta madrugada el doctor de Fariñas ha anunciado que el disidente se ha mostrado dispuesto a suspender parcialmente su ayuno y que puede empezar a beber agua una vez que sean liberados los primeros cinco reclusos.

EL titular de Exteriores ya ha comunicado sus logros a la jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton, y a la secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton. Sin embargo no ha querido llevarse todos los honores: “Es el éxito de todos los que aquí hemos trabajado, pero es el éxito yo creo de las autoridades cubanas, de la Iglesia cubana, de toda la sociedad cubana, y creo que se abre una nueva etapa para Cuba”.

El ministro tampoco pudo evitar hablar de fútbol y contar que vio la semifinal junto a Castro y al cardenal cubano. Según el ministro, ambos “han vibrado” con el triunfo de la selección española. Un poco antes de empezar el partido dijo: "Creo que es un día importante, que así además lo complementamos con la victoria de España en la semifinal, pues será un día que no voy a olvidar”.

Moratinos y Castro le cierran la boca a la UE
Comentarios