#TEMP
martes 24/5/22

Militares y policías causan las primeras víctimas entre los partidarios de Zelaya

La policía sólo reconoce un muerto pero la oposición a los golpistas asegura que hay más. Además, hay un número indeterminado de heridos y casi medio millar de detenidos.
> Micheletti dice estar abierto al diálogo
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 23.9.2009

Al menos cuatro personas han muerto en los enfrentamientos desatados entre las fuerzas de seguridad y partidarios del presidente derrocado Manuel Zelaya en la capital hondureña, según fuentes de la oposición al golpe de Estado en Honduras y el portavoz del legítimo presidente.

Por su parte, el dirigente campesino que dirige el Frente de Resistencia contra el Golpe de Estado en Honduras, Rafael Alegría, confirmó a la emisora hondureña Radio Globo la muerte de dos personas intoxicadas con los gases lacrimógenos empleados por los militares y policías para dispersar a los manifestantes que rodearon la Embajada brasileña en Tegucigalpa, donde se encuentra desde el pasado lunes el mandatario depuesto. Asimismo, Alegría confirmó a la radio hondureña la muerte de un dirigente del sindicato de trabajadores Instituto Nacional Agrario por impacto de bala.

Mientras, el portavoz de Zelaya, Omar Palacios, confirmó este martes al diario nicarangüense 'Nuevo Diario' la muerte de un niño de ocho años que se encontraba en una vivienda contigüa a la Embajada brasileña en Tegucigalpa, que permanece rodeada por militares y la Policía hondureña.

El menor también murió asfixiado por los gases lacrimógenos empleados. "Atacaron la casa con bombas y no les dio oportunidad de salir. No hubo consideración humanitaria de sacar sus restos", agregó Palacios. Los efectivos, que entraron en la vivienda con pasamontañas, irrumpieron en viviendas cercanas a la Embajada sin orden judicial, precisó Radio Globo.

Asimismo, los enfrentamientos en la capital hondureña han dejado un número indeterminado de heridos y al menos 400 personas partidarias de Zelaya detenidas por las fuerzas del orden, según Alegría. Las fuerzas del orden, además, han atacado y obligado a corresponsales extranjeros apostados frente a la Embajada brasileña en Tegucigalpa a abandonar sus inmediaciones, informaron periodistas de Radio Globo.

LA POLICÍA ADMITE UN MUERTO

En contra de las cifras difundidas por la oposición, la Policía de Honduras confirmó la muerte de sólo una persona durante los enfrentamientos. El hombre fue identificado como Francisco Alvarado y es la primera víctima mortal que ha sido reconocida por las autoridades 'de facto' hondureñas, pese a que los partidarios de Zelaya han denunciado que al menos seis personas han perdido la vida a manos de uniformados desde el pasado lunes, informó la agencia Infobae.

El hecho ocurrió en la colonia Flor del Campo, una zona humilde situada en el sur de Tegucigalpa. Al parecer, Alvarado salió de su vivienda para comprar una bebida en una tienda pero se encontró con manifestantes opuestos al golpe de Estado que, posteriormente, se enfrentaron con efectivos antidisturbios. El hombre recibió un impacto de bala en una parte de su cuerpo que no ha sido precisada. Un grupo de personas lo trasladó hasta un hospital de la capital pero murió en la sala de urgencias, según explicó a la prensa local el portavoz de la Policía, Orlin Cerrato. Según Reuters la víctima tenía 65 años.

Otras cinco personas se encuentran gravemente heridas en el Hospital Escuela de Tegucigalpa, pero la Policía no ha dado mayores detalles sobre el estado de salud de los heridos.

Cerrato informó también de que en las últimas horas han sido detenidas unas 113 personas por participar en hechos violentos o no cumplir el toque de queda que mantiene el Gobierno interino desde el pasado lunes, cuando Zelaya regresó por sorpresa a Honduras después de casi tres meses haber sido derrocado. El presidente 'de facto', Roberto Micheletti, decidió suspender este miércoles por seis horas el estado de sitio para que la población pudiera abastecerse de alimentos.

NUEVAS MOVILIZACIONES

Omar Palacios adelantó a 'Nuevo Diario' que los partidarios de Zelaya saldrían a partir de las 08.00 hora local (16.00 hora peninsular española) de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán de la capital hasta la Embajada brasileña para retomar las movilizaciones en apoyo de Zelaya "pase lo que pase" y "asumiendo todos los riesgos".

"Sabemos de los riesgos (de que se produzca una guerra civil), pero queremos rescatar la calle, para brindarle protección al Presidente y a los líderes (que acompañan a Zelaya)", explicó Palacios a 'Nuevo Diario' por teléfono desde una vivienda adjunta a la Embajada de Brasil, donde permanece Zelaya. También confirmó que la Embajada de Estados Unidos en Honduras "en este momento, en un acto humanitario" se encuentra "suministrando alimentos a través de una unidad de transporte".

Además de Zelaya, en la Embajada brasileña permanecen unas 180 personas, entre ellos diez funcionarios brasileños y, el resto, líderes sindicales, estudiantiles y miembros del Frente Nacional de Resistencia contra el golpe de Estado.

ZELAYA HA CONTACTADO CON LOS MILITARES

Por otra parte, Palacios confirmó al diario nicarangüense que Zelaya está en contacto con militares del país para impulsar un diálogo que permita sacar al país de la crisis política que vive desde el golpe de Estado que lo derrocó el 28 de junio.

"El presidente está recibiendo llamadas de líderes militares. No podemos revelar fuentes. Son de mandos intermedios y de alto nivel en diferentes regiones del país. Hay todavía voces que están tratando de aproximar posiciones y de priorizar el diálogo", explicó.

Militares y policías causan las primeras víctimas entre los partidarios de...
Comentarios