lunes 29/11/21

Lula le para los pies a Obama

El presidente brasileño no se achanta. Su última medida ha sido publicar una lista de artículos estadounidenses a los que les subirá los impuestos, como represalia a las subvenciones ilegales que dio Obama a los productores de algodón.
NUEVATRIBUNA.ES - 09.03.2010

El gobierno brasileño ha publicado una lista de artículos estadounidenses cuyos impuestos de importación serán elevados, en represalia a los subsidios concedidos por Estados Unidos a sus productores de algodón, condenados como ilegales por la Organización Mundial del Comercio.

Los productos incluidos suponen un total de 591 millones de dólares, frente a las sanciones de 829 millones de dólares autorizadas por la OMC. Según la Cancillería brasileña, los 238 millones de dólares restantes se reflejarán en represalias en los sectores de propiedad intelectual y servicios.

La lista publicada por el Diario Oficial de la Unión (similar al Boletín Oficial) incluye cosméticos, frutas, trigo, motocicletas y barcos a motor, cuyos impuestos de importación saltarán de menos del 10% a hasta un 30%. La nómina también incluye las importaciones de algodón, cuyos impuestos aumentarán al 100%.

Las sanciones entrarán en vigor dentro de un mes, lo que otorga un plazo para nuevas negociaciones entre Washington y Brasilia sobre el fin de los subsidios estadounidenses a los productores de algodón.

“Hemos tratado de evitar incluir en la lista insumos y productos intermedios. La mayor parte de los productos afectados son bienes de consumo final. Hemos buscado evitar aplicar sanciones a productos que la industria nacional no tiene condiciones de producir y abastecer y para los cuales no hay suministradores alternativos, para evitar una crisis de abastecimiento interno”, dijo la secretaria de Comercio Exterior, Lytha Spíndola.

Estados Unidos es el tercer mayor productor de algodón del mundo y contribuye con una significativa cuota a las exportaciones globales del producto. Una portavoz de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR) criticó la decisión brasileña. “Estamos decepcionados por el hecho de que las autoridades brasileñas hayan decidido proceder con estas medidas de represalia contra el comercio estadounidense”, dijo en un comunicado desde Washington.

“La USTR ha trabajado para lograr una solución en las cuestiones relativas a esta disputa, sin que Brasil tenga que recurrir a estas medidas. Seguimos prefiriendo la solución negociada”, añadió.

Según el director del Departamento de Economía brasileño, Carlos Marcio Cozendey, en las últimas semanas surgieron indicios de la disposición de Estados Unidos de establecer negociaciones, aunque no hubo hasta ahora una propuesta concreta. El diplomático agregó que el objetivo del gobierno brasileño es convencer a Washington de retirar los subsidios ilegales al algodón.

DE IGUAL A IGUAL

Con este tipo de medidas Brasil se perfila más claramente como líder regional negociando con Estados Unidos de igual a igual. Lula da Silva no ha tenido pelos en la lengua a la hora de defender los derechos de los brasileños.

El año pasado Brasilia le pidió a la Organización Mundial del Comercio sanciones por hasta 2.500 millones de dólares para EE.UU. por subsidios desproporcionados a los productores de algodón. El organismo terminó fijando en 300 millones.

No sólo controla el aspecto económico. Desde que Estadeos Unidos obligó a los brasileños a entrar en su país mediante un visado, Lula decidió cobrar una tasa de reciprocidad a los países que le exigen visado a los brasileños., entre ellos Estados Unidos.

Lula le para los pies a Obama
Comentarios