lunes 29/11/21
ESPECIAL ELECCIONES EN HONDURAS

Los grandes olvidados de las elecciones de Honduras: sus protagonistas

En un clima de gran tensión se celebran hoy los comicios hondureños. La comunidad internacional se debate entre la ilegalidad y legalidad de las elecciones. Micheletti y Zelaya continúan con sus enfrentamientos. ¿Pero dónde están los otros protagonistas?
> Cadena de atentados horas antes de las elecciones

> Los dos gigantes enfrentados por Honduras
Por primera vez Lula y Obama se enfrentan abiertamente por un conflicto internacional. Esta semana han demostrado su juego de fuerzas y los países del continente se han ido sumando a uno y otro 'equipo'.
A.M. / NUEVATRIBUNA.ES

Como mínimo, se podría tildar de ‘complicada’ la situación que vive hoy Honduras. Para muchos este domingo es el día que esperaban hace tiempo, y para otros es la constatación del pesimismo.

La última semana previa a los comicios, no sólo Tegucigalpa, la capital hondureña, sino todo el país, ha sido víctima de atentados, persecuciones policiales y amenazas tanto para no acudir a votar como para hacerlo.

A primera vista el golpista Micheletti ha ganado la batalla. Mientras el presidente legítimo, Manuel Zelaya, sigue encerrado en la embajada de Brasil en Honduras, el ‘show’ continúa.

Los comicios se celebran con más de 3.300 observadores, de los cuales 3.000 son nacionales y 300 internacionales. La fiabilidad del resultado electoral es más primordial que nunca. Por ello el magistrado del TSE, Enrique Ortez Sequeira, ha insistido de que se tratará de unos de los comicios "más vigilados" de los últimos años y que por tanto, será un proceso lo "más transparente y limpio posible". "El Tribunal le garantiza al pueblo hondureño que va a haber elecciones libres y transparentes", reiteró esta semana en declaraciones a la prensa local.

Los hondureños elegirán un total de 2.897 cargos en los tres niveles electivos: presidente y designados; diputados al Parlamento Centroamericano (Parlacen) y al Congreso Nacional; alcaldes, vicealcaldes y regidores. Pero entre el ruido de la legalidad o no de estos comicios, así como las luchas internas entre Micheletti y Zelaya, los nombres de los candidatos han quedado en un seguidísimo plano. ¿Quiénes se la juegan en estas elecciones?

Los candidataos más fuertes en la contienda por la presidencia de Honduras son Porfirio Lobo Sosa, del opositor Partido Nacional, y Elvin Santos, del oficialista Partido Liberal. Una encuesta emitida a finales de octubre por Cid-Gallup daba una ventaja de 16 puntos a Lobo, que cuenta con el 37% de la intención de voto frente al 21% de Santos.

Porfirio Lobo
Para Lobo, de 61 años, este es el segundo intento de ganar la Presidencia después perder en los comicios de 2005 ante el hoy derrocado presidente hondureño Manuel Zelaya.

Este candidato presidió el Congreso Nacional durante el gobierno de Ricardo Maduro (2002-2006), y tiene una extensa trayectoria en su partido, cuyo Comité Central ha dirigido en dos ocasiones, entre otros cargos.

Lobo, quien promovió el "Cambio ya", mantiene la seguridad entre los pilares de su plan de gobierno, pero suavizó su postura con respecto a 2005, cuando propuso la "mano dura" y hasta la pena de muerte para los delincuentes, a lo que algunos analistas políticos atribuyeron, en parte, su derrota.

El plan de gobierno de Lobo se fundamenta medidas para el crecimiento económico y la generación de empleo, e iniciativas para reducir la pobreza en un 10 por ciento. Otras propuestas del candidato opositor son brindar educación con salud, consolidar la inversión social y garantizar la seguridad mediante el combate de la delincuencia y el fortalecimiento de instituciones como la Policía Nacional y el Ministerio Público.

Elvín Santos
Santos, del gobernante Partido Liberal, fue vicepresidente con Zelaya aunque renunció en 2008 para intentar obtener la candidatura a la Jefatura del Estado.

Empresario del sector de la construcción, Santos pretende gobernar Honduras tras haber sido compañero de fórmula de Zelaya en las elecciones de 2005 y después de derrotar, en las elecciones internas de 2008 del Partido Liberal al entonces jefe del Parlamento y hoy presidente de facto, Roberto Micheletti, y a otros tres aspirantes a la candidatura presidencial. Posiblemente Santos fuera ahora el presidente del país de no haber renunciado como vicepresidente.

Cuando Zelaya fue derrocado y sustituido por Micheletti, el 28 de junio pasado, ya Santos se consolidaba como máximo líder de su partido, donde uno de los problemas a los que se ha enfrentado de cara a las elecciones es precisamente la división interna surgida tras el golpe de Estado.

Santos propone en su plan de gobierno una estrategia de seguridad integral y "cero impunidad", fortalecer el sector productivo y de servicios, apoyar el desarrollo integral de la persona humana y la familia, así como mejorar la gestión pública.

Felicito Ávila
El Partido Demócrata Cristiano de Honduras (PDCH) busca la Presidencia con su candidato Felícito Ávila, un reconocido dirigente sindical de 60 años. Maestro de profesión, Ávila ofrece a los hondureños un plan de Gobierno basado en cuatro pilares: "Orden, armonía, desarrollo económico y justicia social". Además considera que para ayudar al desarrollo Honduras se necesita una "voluntad de servicio y que haya justicia".

En su campaña, Ávila ha reiterado la necesidad que tiene Honduras de que todas las acciones "se enmarquen en la ley, sin violentarle a nadie sus derechos, en paz, justicia y libertad".

César Ham
El Partido Unificación Democrática (UD), que surgió en la década de los años 90 como una opción de la izquierda hondureña, presenta a César Ham como su candidato pese a que es cuestionado por sus propios correligionarios.

Un total de 128 candidatos a diputados, 198 alcaldías y cinco a presidente se disputan su puesto este domingo. Pero también hay que recordar que tras el golpe de estado del 28 de junio, alrededor de 110 candidatos a alcaldes y 55 a diputados decidieron no participar en los comicios.

Los grandes olvidados de las elecciones de Honduras: sus protagonistas
Comentarios