sábado 14.12.2019

Las 'vuvuzelas' y los gritos contra el cólera marcan el fin de la campaña en Haití

Ni el devastador terremoto que diezmó a la población haitiana en enero ni la epidemia de cólera que continúa cobrándose vidas han logrado impedir la celebración, este domingo, de sus cuestionadas elecciones. un nuevo balance oficial del ministerio de Salud informa que ya hay 1.648 muertos por el brote de cólera en el país.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 27.11.2010

El sonido de las vuvuzelas inundó a Puerto Príncipe en el cierre de la campaña electoral, marcada por la epidemia de cólera que azota al país. “¡Fuera co-le-rá!”, gritaban a coro varias miles de voces para rematar los mensajes electorales del equipo de campaña de Mirlande Manigat, la ex primera dama favorita en las encuestas, con 36% de intención de voto.

El acto electoral dejó fuera los discursos oficiales y las críticas a los rivales políticos que, por otra parte, había lanzado con anterioridad Manigat en unas declaraciones en las que advirtió que si se produce un “importante fraude” en los comicios generales del domingo, el país caerá en una “crisis política”.

La jornada de reflexión de hoy es la antesala de las votaciones que mañana permitirán la elección del sucesor del presidente René Préval, de 11 de los 30 senadores y de los 99 miembros de la Cámara de Diputados.

De los 19 candidatos, tres encabezan las preferencias electorales: Myrlande Manigat, una mujer que es, sin duda, la mejor preparada de todos los aspirantes. Doctora en ciencias políticas, se la considera la mejor apuesta para los haitianos. Sin embargo, se enfrenta a todo el aparato gubernamental, ya que el saliente presidente René Préval colocó a su yerno, Jude Celestin, como candidato para sucederle. Celestin goza de un millonario presupuesto para que su campaña esté por todos los rincones del país. Un derroche económico descarado en un momento tan difícil para Haití que le sitúan como el candidato más impopular. Y en tercera posición está el artista, un cantante muy popular en el país, de nombre Michel Martelly, también conocido como “Sweet Mickey”.

Se calcula que unos cuatro millones y medio de haitianos acudirán a las urnas para elegir al nuevo presidente, quien tendrá que distribuir millones de dólares en ayuda de emergencia y sacar de la desesperación al país más pobre del hemisferio occidental. Naciones Unidas se encargarán de la logística, entrega y recuperación de las papeletas electorales antes y después de las elecciones. Además, los Cascos Azules y la Policía de Naciones Unidas apoyarán a la Policía Nacional haitiana en las labores de vigilancia. Los resultados preliminares de la elección no se conocerán hasta el 7 de diciembre, y el resultado final se anunciará el 20 de diciembre. Si hay una segunda vuelta electoral se realizará el 16 de enero.

Las 'vuvuzelas' y los gritos contra el cólera marcan el fin de la campaña en...
Comentarios