#TEMP
jueves 19/5/22

La prensa conservadora se lanza contra Clegg, el candidato que amenaza a los tories

La prensa conservadora británica no parece dispuesta a consentir que el líder del Partido Liberal Demócrata, Nick Clegg, vuelva a llevarse el gato al agua en el nuevo debate electoral que se celebrará esta noche de cara a los comicios de mayo.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 22.4.2010

Clegg dejó literalmente 'planchados' a los candidatos de los dos partidos mayoritarios, el laborista y primer ministro, Gordon Brown, y el conservador, David Cameron, en el primer debate que se celebró el 15 de abril y las apuestas están claramente a su favor de cara a este segundo 'round' televisivo. Los tories o conservadores, que aspiran a arrebatar el poder a los laboristas, son los que han reaccionado con más nerviosismo ante la amenaza emergente.

Unas horas antes, los diarios conservadores le atacan, en sus ediciones de este jueves, por diferentes donaciones recibidas en 2006. The Daily Telegraph' informa de que Clegg recibió más de 250 libras al mes por parte de tres empresarios diferentes en 2006, una suma que se transfirió directamente a su cuenta bancaria. Concretamente, afirma que Clegg recibió pagos por parte de un ejecutivo de la empresa de bebidas Diageo, Ian Wright; del director de asuntos públicos de la empresa KPMG, Neil Sherlock; y de un antiguo ejecutivo de una empresa minera, Michael Young. Todos están registrados como donantes del Partido Liberal Demócrata. El diario asegura haber visto documentos que muestran que el dinero fue transferido directamente a la cuenta personal bancaria de Clegg. Estas donaciones fueron registradas en la Comisión Electoral y en un registro parlamentario en el momento en el que fueron realizadas. El 'Mail' también rescata los comentarios que hizo el liberal en 2002 sobre las relaciones entre Reino Unido y Alemania y 'The Sun' y el 'Daily Express' se suman a la ofensiva contra el candidato.

Su compañero de partido, Chris Huhne, ha asegurado que los diarios que apoyan a los 'tories' intentan "difamar" a Clegg después de que su buena actuación en el primer debate mejorara la popularidad de su partido. Mientras, Clegg niega haber cometido ningún error en las donaciones, a pesar de que los 'tories' afirman que tiene muchas preguntas que responder. La oficina de Clegg ha anunciado que había declarado oficialmente las donaciones a las autoridades parlamentarias y ha explicado que este dinero "fue utilizado para pagar el sueldo a un miembro de su personal parlamentario" y que "es totalmente inaceptable sugerir que fue algo inadecuado". La BBC cita a un portavoz de Clegg para indicar que el dinero "se dio de forma adecuada y fue justificado y declarado de manera adecuada".

Los conservadores se han aferrado a las informaciones periodísticas para descalificar a su rival. Greg Hands, miembro del Partido Conservador, ha asegurado que Clegg "debe presentar la documentación para resolver algunas dudas sobre estas donaciones". A lo que Huhne ha replicado: "Todos los diarios conservadores han atacado a Nick, y me pregunto por qué". (...) "La política británica necesita un enfoque nuevo y un cambio real, y el Partido Conservador simplemente no ofrece esto y nunca lo hizo".

Según Huhne, éste es el mensaje "positivo" que está ganando votos y sólo los liberaldemócratas pueden ofrecer un "cambio real". Al responder a una pregunta sobre si Clegg trabajó para una empresa que contribuyó a debilitar las reglas financieras de la UE, Huhne ha contestado que "es el tipo de difamación que hemos visto en los diarios 'tories' esta mañana". También ha asegurado que "no es un secreto" que Clegg había formado parte de grupos de presión pero ha puntualizado que lo fue durante "un breve espacio de tiempo" y que tenía "una carrera haciendo un trabajo real fuera del sistema político".

La prensa conservadora se lanza contra Clegg, el candidato que amenaza a los tories
Comentarios