#TEMP
viernes 20/5/22

La Policía no tiene claro que Tim anunciara la matanza en Internet

Los responsables de la página web que albergaba el chat, "www.krautchan.net", lo han negado: "Aquí no se anunció ninguna matanza".
> El asesino se confesó en Internet
AGENCIAS - 13.3.2009

La Policía alemana no tiene del todo claro que realmente el chico de 17 años que el miércoles pasado mató a quince personas y luego se suicidó en Winnenden, en el sur de Alemania, avisase de sus planes en un chat de Internet, como dijo el Ministerio del Interior regional.

La Policía de Waiblingen explicó en un comunicado que está tratando de averiguar si es cierto que Tim K. dijo que pretendía hacer una "buena barbacoa" en su antiguo colegio, informó hoy el periódico "Die Welt". "Por la tarde (del jueves) surgieron dudas respecto a la veracidad del mensaje en la sala de chat. Por supuesto, todas las informaciones, especialmente las relativas a este mensaje, se están examinando concienzudamente", indicó.

Los responsables de la página web que albergaba dicho chat, "www.krautchan.net", negaron ese dato: "Aquí no se anunció ninguna matanza". El ministro del Interior del estado de Baden-Wuerttemberg, Heribert Rech, había asegurado en una rueda de prensa que Tim K. advirtió explícitamente de sus intenciones en un chat en el que conversó con un chico de 17 años de Baviera.

"No puedo más", fueron las palabras que usó Tim K. en su conversación "online" a las 2:47 horas, según Rech. "Estoy harto, siempre lo mismo, todos se ríen de mí, nadie se da cuenta de mi potencial", se lamentó Tim K. "Lo digo en serio, Bernd (el nombre del joven), tengo armas aquí y mañana a primera hora iré a mi antigua escuela y habrá una verdadera barbacoa", añadió, reconociendo que quizá él mismo moriría. "Estate atento, Bernd, se oirá hablar de mí", añadió en su conversación el autor de la matanza, que dio a su interlocutor el lugar exacto donde se produciría, Winnenden. "Y ahora ninguna información a la Policía, ningún miedo, me las piro", concluyó. Según explicó Rech, el interlocutor no se tomó el mensaje amenazante en serio, pero en cuanto vio las noticias contó a su padre lo sucedido.

Tim K., descrito pos sus vecinos como un chico solitario aficionado a los vídeos violentos, mató a tiros a doce personas en su antiguo colegio y luego a tres más antes de suicidarse cuando se vio rodeado por la Policía. Ocho de los estudiantes a los que mató eran mujeres, así como las tres profesoras fallecidas. Las autoridades señalaron ayer que el joven había estado recibiendo tratamiento psiquiátrico por depresión entre abril y septiembre del año pasado, pero luego lo abandonó.

La Policía no tiene claro que Tim anunciara la matanza en Internet
Comentarios