#TEMP
viernes. 01.07.2022

La población civil se convierte en el nuevo campo de batalla de Afganistán

En los últimos 6 meses han sido asesinados más de 1.200 civiles en la guerra de Afganistán. Lo que en un principio se llamaba con cinismo ‘daños colaterales’ ahora resulta una práctica cotidiana. Esta cifra de fallecidos supone un aumento del 31% respecto a 2009 y del 55% respecto a 2008.
NUEVATRIBUNA.ES - 10.08.2010

Más de 1.200 civiles han muerto en Afganistán en los primeros 6 meses del 2010, una cifra que aumenta en un 31% respecto al mismo período de 2009, ha informado este martes Sraffan de Mistura, representante especial de la ONU en Afganistán.

La cifra (1.271) supone un aumento del 31% respecto al primer semestre de 2009 -cuando murieron 1.054 personas-, y del 55% respecto a ese mismo período de 2008, según datos del Informe semestral sobre Protección de Civiles en Conflicto Armado de la UNAMA presentado este martes.

Con la suma de muertos y heridos, el primer semestre de 2010 dejó un total de 3.268 víctimas civiles, un aumento del 31% respecto al mismo período del año anterior, aseguró la UNAMA en su Informe semestral sobre Protección de Civiles en Conflicto Armado.

LOS TALIBANES RESPONSABLES DE MÁS MUERTES

La UNAMA atribuyó el 72% de las muertes (920) de civiles a los insurgentes talibanes "y otros elementos anti-gubernamentales" (AGES), sobre todo debido a los ataques con artefactos explosivos, atentados suicidas y ejecuciones.

"La tendencia creciente de (cometer) asesinatos y ejecuciones reforzó la percepción de los civiles afganos de que están convirtiéndose cada vez más en un objetivo principalen este período de conflicto", dijo en un comunicado el enviado de la ONU en Afganistán, Staffan de Mistura.

Las tropas extranjeras y las fuerzas de seguridad afganas causaron las muertes de 223 civiles, lo que supone un descenso del 29% respecto al dato del primer semestre de 2009 que la UNAMA atribuyó a la aplicación progresiva de las directivas tácticas de la ISAF para reducir las bajas entre la población.

"Los seis primeros meses de 2010 dibujaron un panorama crudo y sombrío para los civiles afectados por el conflicto", mantuvo en el informe la organización, que no pudo atribuir la autoría de las 128 muertes restantes (casi un 10 por ciento del total).

El cómputo difundido por la misión de la ONU es superior al de la organización independiente Afghanistan Rights Monitor (ARM), que cifró el pasado 12 de julio en 1.074 los civiles fallecidos en el primer semestre por el conflicto afgano.

Además, otra organización, la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Afganistán (AIHRC) afirmó este domingo que en los siete primeros meses del año han muerto 1.325 civiles, un aumento del 5,8 por ciento respecto a sus datos del mismo período de 2009.

La población civil se convierte en el nuevo campo de batalla de Afganistán
Comentarios