#TEMP
viernes 27/5/22

La ONU halla pruebas de que Israel y Hamás cometieron crímenes de guerra en Gaza

Es la principal conclusión de la investigación llevada a cabo en la Franja sobre la guerra que ambas partes libraron en diciembre y enero pasados.
> PILAR REGO: Crisis sin precedentes en Palestina
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 15.9.2009

Naciones unidas ha encontrado pruebas de que Israel y Hamás cometieron crímenes de guerra, y posiblemente crímenes contra la Humanidad. "La misión ha concluido que acciones que equivalen a crímenes de guerra, y posiblemente de alguna manera a crímenes contra la Humanidad, fueron cometidas por las Fuerzas de Defensa de Israel", dijo el investigador de la ONU Richard Goldstone en rueda de prensa.

Según el resumen de su informe de 600 páginas sobre las conclusiones de la misión, los lanzamientos de cohetes contra el territorio de Israel por parte de los milicianos palestinos cuando no es contra objetivos militares podrían constituir también crímenes de guerra, y posiblemente crímenes contra la humanidad.

En relación al lanzamiento de cohetes, el relator de la ONU para los territorios ocupados palestinos, Richard Falk, ya había advertido que el informe concluiría con que el recurso a la fuerza como lo hizo Israel entre el 28 de diciembre y el 18 de enero contra Gaza, no estaba legalmente justificado y fue potencialmente un crimen de guerra.

En el informe de la ONU, Falk consideraba que si no era posible distinguir entre los objetivos militares y los civiles "lanzar los ataques es inherentemente ilegal y podría constituir un crimen de guerra de la mayor magnitud bajo la ley internacional". A lo que añadía que "considerando que los ataques iban dirigidos contra áreas densamente pobladas, era en cierto punto inevitable, y desde luego previsible, que hospitales, centros educativos y religiosos y sedes de la ONU fueran alcanzadas por los bombardeos israelíes, y se registraran numerosas víctimas civiles".

A su vez el relator explicaba que al haber estado selladas todas las fronteras de la franja, "los civiles no podían escapar de la órbita del daño" y "niños, mujeres, enfermos y discapacitados fueron incapaces de huir de las operaciones militares de Israel", lo que "se agravó por la ausencia de lugares para esconderse en Gaza". Así, Falk analizaba diversas legislaciones internacionales y considerando que la negación del refugio "constituye un crimen contra la humanidad".

SE DESMONTA LA TESIS ISRAELÍ

De este modo se desmonta la tesis israelí de que la ofensiva fue la respuesta a los lanzamientos de cohetes de Hamás, y con datos y gráficos muestra que durante el alto el fuego previo "fue predominantemente Israel quien lo violaba, y Hamás quien respondía. En el 79% de los casos, fue Israel quien rompía el alto el fuego", asegura el informe.

Por todo ello, desde la ONU proponen una investigación por parte de "tres o más expertos en leyes internacionales de DD.HH. y ley criminal internacional" ya que se cree aplicable la jurisprudencia de los tribunales de Yugoslavia, Ruanda y de la CPI.

El informe completo se ha basado en 188 entrevistas, más de 10.000 páginas de documentación y 1.200 fotografías, y será presentado al Consejo de Derechos Humanos de la ONU a finales de este mes.

RESPONDEN LOS AFECTADOS

Israel reaccionó de inmediato mediante un comunicado de su misión diplomática en Ginebra por el que rechazó el contenido de la investigación, a la que calificó de "tendenciosa". "Es claramente parcial e ignora los miles de ataques de misiles de Hamas a los civiles en el sur de Israel, que motivaron la operación de Gaza". Israel no cooperó con la investigación del Comité de Derechos Humanos, un órgano cuyas acciones considera que están orientadas en su contra.

Por su parte, Hamás también ha emitido un comunicado en el que rechaza las conclusiones de la investigación "porque equipara a víctimas y verdugos".

Goldstone ha respondido a las críticas de Tel Aviv que los cuatro juristas que han conducido la investigación han desempeñado su labor de manera independiente, en una entrevista a la cadena de televisión estadounidense CNN. "Lo que la ONU u otra organización decida hacer a partir del contenido del informe no entra dentro de mis competencias". Goldstone ha recomendado al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que pida a Israel abrir una investigación en el plazo de seis meses sobre posibles crímenes cometidos por sus fuerzas armadas que sea "independiente y conforme a los estándares internacionales" y establezca un comité de expertos de derechos humanos para supervisar los procedimientos.

FUTURO INCIERTO

La masacre perpetrada por Israel sobre la franja de Gaza comenzó el 27 de diciembre de 2008 y se mantuvo hasta el 18 de enero de 2009. Durante esos 23 días de ataques israelíes por tierra, mar y aire, murieron 1.434 palestinos, de los cuales 960 eran civiles. Israel, por su parte, registró 13 bajas, tres a causa de los cohetes lanzados por milicianos palestinos contra el territorio israelí.

Siete meses después de la masacre Gaza sigue en escombros, las familias desestructuradas y cientos de niños en orfanatos que apenas se tienen en pie. El mayor problema de la región es la imposibilidad de construir todo lo que les destruyeron. El bloqueo que sufre la región no permite que puedan obtener cemento, vidrio, ni otros materiales que ayuden a cambiar el devastador paisaje, ha asegurado el politólogo norteamericano, Norman Filkenstein, en su último viaje a la zona el pasado mes de agosto.

La ONU halla pruebas de que Israel y Hamás cometieron crímenes de guerra en Gaza
Comentarios