#TEMP
sábado 28/5/22

La mitad de los parlamentarios británicos podría dimitir por el escándalo

Lo dice un estudio llevado a cabo por el diario The Times sobre los miembros de la Cámara de los Comunes que han cargado al erario público gastos personales desproporcionados en concepto de dietas.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 24.5.2009

Un estudio llevado a cabo por el diario The Times apunta a que al menos la mitad de los 646 parlamentarios de la Cámara de los Comunes abandonarán en los próximos meses su cargo oficial antes de las próximas elecciones generales a causa del escándalo sobre las partidas de gastos privados desatada en Reino Unido y que ha motivado las durísimas críticas de la opinión pública.

Las recientes informaciones desveladas por los medios británicos, que acusan a varios diputados de todo el espectro político de justificar gastos personales inadecuados a cuenta del erario público, podrían desembocar según el estudio en la dimisión de hasta 325 parlamentarios, el mayor abandono colectivo desde 1945.

De ellos, 30 se verán directamente obligados a dimitir por su implicación en el escándalo; otros 200 dejarán su puesto por presiones de la opinión pública, y otros 90 serían eliminados indirectamente de las listas para las próximas elecciones.

El profesor Colin Rallings, director del centro electoral de la Universidad de Plymouth y coautor del estudio, opinó que el escándalo llevará a "una renovación casi inmediata de la mitad de los parlamentarios de la Cámara de los Comunes", en lo que supondría "un proceso sin precedentes desde 1945".

En este sentido, parlamentarios consultados por The Times consideran que hasta 170 diputados laboristas podrían abandonar su escaño en los meses, es decir, la mitad de la formación parlamentaria del partido. "Sé que parece un número enorme, y la verdad es que lo es, pero en cierto modo refleja el nivel de desesperación que existe dentro del partido", apuntó un diputado al diario británico.

A ese número habría que sumar el de otros 35 parlamentarios conservadores, y un par de decenas de diputados representantes de formaciones políticas menores, de acuerdo con el estudio.

La mitad de los parlamentarios británicos podría dimitir por el escándalo
Comentarios