<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
jueves. 02.02.2023
CRÓNICAS DE AMÉRICA LATINA | JAVIER M. GONZÁLEZ

La izquierda gana la alcaldía de Bogotá

El economista y antiguo guerrillero Gustavo Petro será el nuevo alcalde de la capital colombiana a partir del próximo 1 de enero. 

Gustavo Petro se destacó por sus denuncias contra las relaciones de congresistas y paramilitares, que llevaron a la cárcel a más de 60 legisladores

Se considera que la alcaldía de Bogotá es el segundo puesto electivo más importante después de la presidencia de la República. Y en las últimas elecciones los habitantes capitalinos vienen optando por fuerzas no tradicionales. Confirmando esta tendencia, Gustavo Petro, un economista de 51 años, antiguo guerrillero, será su alcalde a partir del próximo 1 de enero.

Logró vencer incluso por encima del que fue su propio partido hasta hace un año, el Polo Democrático Alternativo, del que se apartó disconforme con un escándalo de corrupción, precisamente en la alcaldía de Bogotá. Fundó entonces el Movimiento Progresistas, logrando el apoyo de la mayoría de los votantes del Polo, como demuestra el hundimiento de este partido en las elecciones de este domingo.

Petro formó en su momento parte del grupo de desmovilizados del M-19. Este grupo guerrillero había nacido como reacción al fraude de las elecciones presidenciales de 1970 contra el general Rojas Pinilla. Su acción más espectacular fue la toma del Palacio de Justicia, en 1985. En la operación militar para recuperar el edificio murieron más de 100 personas, entre guerrilleros, jueces y militares.

Después de que el M-19 y el gobierno de Virgilio Barco firmaron la paz, en 1990, Petro entró en la política activa, siendo elegido un año más tarde como diputado, formando parte de la Asamblea Constituyente que aprobó la nueva Constitución. Volvería a la cámara en 1998, destacándose por sus denuncias contra las relaciones de congresistas y paramilitares, que llevaron a la cárcel a más de 60 legisladores. El pasado 18 de agosto el Congreso le entregó la medalla Luis Carlos Galán Sarmiento, reconociendo su lucha contra la corrupción.

De talante abierto y dialoguista, ya pidió al presidente Juan Manuel Santos trabajar juntos para solucionar problemas de alcance nacional, como la restitución de más de dos millones de hectáreas a campesinos despojados de sus tierras por el conflicto armado y que han llevado a Bogotá a más de 400.000 desplazados.

El alcalde electo de Bogotá había disputado hace un año la presidencia, pero en aquella ocasión solo consiguió un cuarto puesto y un 9,1% de los votos. Con los resultados obtenidos este domingo, Petro se propone transformar el Movimiento Progresistas en una fuerza de alcance nacional. Al igual que en su momento sucedió con Antanas Mockus, la alcaldía de Bogotá puede proporcionarle una visibilidad que le garantice mayores posibilidades a la hora de volver a disputar la presidencia en las próximas elecciones.

El resultado de estas elecciones en Bogotá supone un importante revés para el ex presidente Álvaro Uribe, que desde su salida del poder intenta mantener su influencia en la política colombiana. No solo perdió el candidato que él apoyaba en Bogotá, Enrique Peñalosa, sino que ganó Petro, que fue una pesadilla para el ex presidente por sus denuncias: desde la relación de Uribe con los paramilitares cuando era gobernador de Antioquia, hasta la fotografía que mostró del hermano del mandatario, Santiago Uribe, junto al conocido narcotraficante Fabio Ochoa.

Pero además Uribe sufrió otras derrotas importantes. En su feudo de Antioquia, el candidato que apadrinaba para la gobernación, Carlos Mario Estrada, apenas superó el 10 % de los votos. Y para al alcaldía de Medellín, capital de dicho departamento y segunda ciudad en importancia de Colombia, su candidato, Federico Gutiérrez, quedó tercero con el 20 % de los votos.

La jornada transcurrió con casi total normalidad, contrariamente a la forma en que transcurrió la campaña electoral, en la que 41 candidatos de todo el país murieron asesinados por acciones de la guerrilla, los paramilitares o el narcotráfico. Y el funcionamiento del proceso de recuento fue ejemplar: a las 7 de la tarde, ya se conocían los resultados en todo el país, sin ninguna de las denuncias que abundan en otros países de América Latina.

La izquierda gana la alcaldía de Bogotá
Comentarios