#TEMP
domingo 22/5/22

La derecha gana en Panamá

El triunfo de Ricardo Martinelli pone fin a la alternancia de las fuerzas tradicionales, Revolucionario Democrático (PRD) y el Panameñista, que mantenían el poder desde la caída del régimen del ex general Manuel Antonio Noriega en 1989 y que no habían dado espacio para gobernar a otra tendencia política.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 4.5.2009

El candidato del derechista partido Cambio Democrático (CD), Ricardo Martinelli, obtuvo la victoria en las elecciones presidenciales celebradas este domingo en Panamá, según anunció el Tribunal Electoral del país centroamericano.

En una llamada transmitida en directo por la televisión panameña, el presidente de este organismo, Erasmo Pinilla, comunicó a Martinelli su victoria. "El tribunal considera que usted es el ganador indiscutido de esta contienda por la presidencia de la República", señaló Pinilla.

En el momento en el que se produjo la llamada, a las 18.29 hora local (01.29 hora española), se había escrutado más del 43 por ciento del voto y Martinelli aventajaba en más de 20 puntos a su principal rival, la candidata del partido en el Gobierno, Balbina Herrera.

Martinelli es un multimillonario que ha labrado gran parte de su fortuna con la mayor cadena de supermercados de Panamá: Súper 99. Emplea más de 4.500 personas y obtiene ganancias que superaron en 2008 los 450 millones de dólares (339 millones de euros).

De padres italianos y formado en Estados Unidos, se presentó a las elecciones presidenciales respaldado por una alianza opositora que supo explotar el descontento de la población ante el aumento de los precios por la crisis global y la creciente violencia.

Era la segunda vez que optaba al cargo, después de quedar en último lugar en los comicios celebrados en 2004, que dieron la victoria hasta el ahora presidente del país, Martín Torrijos, hijo del histórico líder Omar Torrijos, rompiendo la tendencia de victorias de la izquierda en Latinoamérica. En Panamá supone un giro histórico tras varias décadas sin un gobierno abiertamente derechista.

El Partido Revolucionario Democrático (PRD, socialdemócrata) ha acusado el error de concurrir con una candidata de pasado militarista, según los expertos. Balbina Herrera lideró la protesta en Estados Unidos por la detención en 1989 del general Manuel Noriega. El ex dictador, que todavía espera en una cárcel de Miami su extradición a Francia o Panamá, dijo en su día que intentó esconderse en casa de Herrera de los soldados que envió George Bush padre para invadir el país.

MATRATO A LOS TRABAJADORES

Además, el electorado de izquierda era muy crítico con la política de Torrijos, al que acusaron de levar a cabo una política neoliberal. Incluso el Congreso de Estados Unidos paralizó la firma de un tratado de libre comercio hasta que no diera garantías de respetar los derechos de los trabajadores. Los sindicatos responsabilizaron al propio presidente de ordenar el asesinato de tres sindicalistas.

Tras liderar el crecimiento económico latinoamericano con tasas de dos dígitos, en los últimos meses se enfrenta a una escalada de la inflación con el consiguiente malestar de la población (la economía está dolarizada). A pocos metros de los cada vez más numerosos rascacielos de la capital, hay barrios con problemas de abastecimiento de agua y electricidad.

Panamá es un país pequeño (3,2 millones de habitantes) pero estratégico por el canal que permite el tráfico de los cargueros entre el Atlático y el Pacífico aproximadamente el 5% del comercio mundial). El país emprendió recientemente un gran proyecto para su ampliación. Los dos principales candidatos habían propuesto grandes inversiones en el sector logístico.

"Vamos a trabajar en un gobierno de unidad nacional porque todos somos panameños y tenemos que cambiar este país", dijo Martinelli la conocer su victoria. Además, el nuevo presidente prometió impulsar la economía del país e hizo un llamamiento a la unidad de todas las fuerzas políticas del país para que le ayuden a cambiar Panamá.

La derecha gana en Panamá
Comentarios