<------ PlayOnContent--------> <------ END PlayOnContent--------> #TEMP
miércoles. 10.08.2022

La Comisión Europea grita 'basta ya' a Francia

Después de las críticas que recibió la Comisión Europea por permitir que Francia ignorara su resolución respecto a la expulsión de gitanos, ahora se ha decidido expedientar al país galo. “Mi paciencia se agota”, advirtió la comisaria, calificando como una “vergüenza” no poder fiarse de las garantías dadas por dos ministros franceses.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 14.09.2010

La Comisión Europea dejó este martes el segundo plano político para censurar directamente las deportaciones de ciudadanos gitanos por parte del Gobierno francés. "No tenemos más opción que abrir dos procedimientos de infracción", aseguró la comisaria de Justicia y Derechos Fundamentales, Viviane Reding.

"Basta ya", dijo Reding, muy dolida con la actitud del Gobierno francés, que le ocultó una circular, hecha pública hace unos días, en la que priorizaba la expulsión de ciudadanos gitanos en su lucha contra el crimen.

"Mi paciencia se agota", advirtió la comisaria, calificando como una "vergüenza" no "poder fiarse de las garantías dadas por dos ministros reunidos con dos comisarias y 15 altos funcionarios", en referencia a las explicaciones que el Gobierno de Nicolas Sarkozy dio en Bruselas al Ejecutivo comunitario.

FRANCIA INCUMPLE LAS LEYES EUEOPEAS

Bruselas es la encargada de velar porque se cumplan las leyes europeas, y en este caso, hay "serias dudas" de que Francia está incumpliendo la cláusula antidiscriminación de la directiva de libre movimiento y que no ha transpuesto las garantías procesales para los que se sometan a un proceso de expulsión.

"Una parte del Gobierno dice una cosa en el Parlamento y otra parte del mismo Gobierno dice otra en París", lamentó Reding, que hasta ahora se había mostrado discreta ante las acusaciones que sugieren que Francia ha colocado a los gitanos en la diana.

El expediente de Bruselas contra Francia se basará en "la aplicación discriminatoria de la directiva de libre circulación de personas" y en "la falta de transposición de las garantías procedimentales contempladas en la directiva de libre circulación", según ha explicado la comisaria de Justicia.

"Personalmente, estoy horrorizada por una situación que daba la impresión de que la gente estaba siendo expulsada de un Estado miembro de la UE sólo porque pertenecen a una determinada minoría étnica. Es una situación que pensaba que Europa no tendría que volver a ver tras la II Guerra Mundial", ha afirmado la vicepresidenta responsable de Justicia.

El procedimiento de infracción aún tiene que ser aprobado por los 27 comisarios que componen el ejecutivo de Bruselas y la investigación continúa, pero Reding dijo hoy estar segura de que Francia será expedientada "en un par de semanas".

“DEMASIADO TARDE PARA LOS GITANOS”

La comisaria y el presidente de la Comisión, José Manuel Durão Barroso, fueron acusados de pasividad en una resolución aprobada la semana pasada en el Parlamento Europeo, que también pidió al Ejecutivo galo que suspenda de inmediato todas las expulsiones.

El expediente de la Comisión abre un proceso largo de carteo e intercambio de información con el Gobierno de París que puede acabar, después de meses o años, en el Tribunal de Justicia de la UE. Reding pedirá a la Comisión que el procedimiento aprobado sea de "urgencia".

Por su parte, Daniel Cohn-Bendit, líder de los Verdes en el Parlamento Europeo, dijo que el expediente será largo y lo que debería hacer Barroso es pedir públicamente a Francia que deje de expulsar gitanos "inmediatemente".

"Es difícil estar contento", dijo el verde francés, que animó a la protesta contra el Gobierno Sarkozy con banderas europeas en el próximo partido de fútbol entre Francia y Rumanía, el 9 de octubre.

El líder de los socialistas, Martin Schulz, se lamentó de que la Comisión llega "demasiado tarde" para centenares de gitanos.

La Comisión Europea grita 'basta ya' a Francia
Comentarios