miércoles 27/10/21

Israel aplica el manual y las técnicas de la 'Operación Cóndor'

¿Pensaban que el plan por el que las dictaduras militares latinoamericanas acabaron con la vida de miles de personas -12.868 según los países implicados y 35.000 según organizaciones de derechos humanos- no afines a su ideología y por tanto 'subversivas' era cosa del pasado? Pues no.
> "Lo de Gaza es un genocidio"
NUEVATRIBUNA.ES - 3.6.2010

Eso es lo que se desprende de las declaraciones a distintos medios de los activistas españoles que estaban en la flotilla solidaria atacada por el Ejército isaelí. Manuel Tapial, David Segarra y Laura Arau confirman que los soldados les asaltaron con la intención de matar y Segarra, concretamente, no sólo habla de disparos efectuados en el fragor del abordaje. El periodista español asegura que hubo "ejecuciones sumarias" y que muchos cuerpos fueron lanzados al mar.

Es decir, que aunque oficialmente ha habido nueve víctimas mortales, los fallecidos podrían ser muchos más. De hecho, los organizadores de la flotilla hablaron en un primer momento, poco después de que se produjera el ataque, de 16 y hasta de 19 muertos. Según Segarra, se comenta que podría haber hasta veinte desaparecidos.

El relato de Segarra sobre cómo se produjo el ataque es suficientemente explícito: "Estábamos trabajando en la sala de prensa cuando los helicópteros militares de transporte empezaron a desplegar comandos de élite sobre la borda, con fuego real, con ametralladoras, con granadas de fragmentación y ahí empezamos a ver los primeros heridos". (...) "La gente caía, caía y caía. Algunas personas ofrecieron resistencia contra el ataque de una violencia inusitada, con el mayor despliegue militar, con unidades de élite. Estamos hablando de entre 9 y 16 muertos, todavía está por contarse el número de muertos". Además, ha insistido en que la caravana no llevaba armas y en que es el Estado de Israel quien debe sentir "vergüenza propia", por las acusaciones que han hecho, cuando envían a personal de la Armada, con equipos de guerra, y "hay entre nueve y 16 muertos" de la embarcación, mientras "no hay una sola muerte del Ejército Israel".

Israel, mientras tanto, sigue pertrechado tras la impunidad que le otorgan sus alianzas internacionales, especialmente la de EEUU. Su primer ministro, Benjamín Netanyahu, ha rechazado la propuesta de Washington para formar una comisión nacional independiente de investigación en la que estaría presenta un observador norteamericano.

La propuesta se ha conocido a través de una información del diario 'Haaretz' pero no podrá prosperar sobre todo por la oposición del ministro ministro de Defensa, Ehud Barak. Cosa que no es de extrañar a la luz de los detalles que se van conociendo sobre la acción militar una vez liberados los activistas.

A Israel le vale con la teoría de la "defensa propia" que manejan sus portavoces y máximos responsables políticos a pesar de lo inverosímil que resulta. El diario ''Yedioth Ahronoth'' informa de que la presidenta del Tribunal Supremo israelí, Dorit Beinish, ha rechazado las denuncias presentadas contra el Gobierno por grupos de Derechos Humanos e izquierdistas por considerar que "los soldados se vieron obligados a responder para proteger sus propias vidas".

Los activistas liberados han denunciado el intento de silenciarles por parte de las autoridades israelíes, que les cortaron las comunicaciones y secuestraron todo el material que llevaban (cámaras, grabadoras, portátiles...) Aún así, no han conseguido acallar la indignación mundial que, una vez más, han conseguido provocar.

Israel aplica el manual y las técnicas de la 'Operación Cóndor'
Comentarios