#TEMP
lunes 16/5/22

Evo Morales se refiere a Moratinos como el "canciller de la república de España"

Ha sido la anécdota de la visita del presidente boliviano. Ha caído en el mismo error que ya cometió en 2003 el gobernador de Florida, Jeb Bush, cuando calificó al ex presidente del Gobierno José María Aznar de "presidente de la república". Seguramente Morales ha comentado el lapsus con el Rey.
> Morales pide el fin de las bases USA en América Latina
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 14.9.2009

El presidente de Bolivia, Evo Morales, incurrió este lunes en un lapsus al referirse al ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, como el "canciller de la república de España" durante un desayuno informativo del Foro Nueva Economía en Madrid. "Ayer, en la cena con el canciller de la República de España, el señor Moratinos...", dijo Morales durante su discurso. Tras el acto del Foro, Morales fue recibido por el Rey Don Juan Carlos en el Palacio de La Zarzuela.

Por lo que se refiere al contenido de su encuentro con los empresarios españoles, Morales ha dejado claro un mensaje: Bolivia busca "socios, no patrones". Ha explicado que su país "necesita inversión, socios para cambiar", un cambio que, según sus palabras, comenzó con la controvertida Ley de Hidrocarburos que su Gobierno puso en marcha en su primer año de gestión y según la cual los beneficios revierten directamente en el pueblo boliviano.

Morales ha denunciado que, debido a estos cambios efectuados en el país sudamericano desde que asumió el cargo en enero de 2006, "algunos grupos de empresas no quieren que un indígena sea presidente" y que ha habido compañías que han "conspirado" contra el Gobierno. Su advertencia a todas estas empresas también ha sido diáfana al señalar que "poco a poco" su Gobierno se ha ido "consolidando" y que los propios ciudadanos" son conscientes de esa transformación" en la que, según ha defendido, "la plata del pueblo vuelve al pueblo".

Se trata de "saldar una deuda histórica" para "ayudar a los que menos tienen, priorizar la inversión para llevarla a los sectores más desfavorecidos" porque, según ha subrayado, el movimiento indígena "no es marginador, no es excluyente". El presidente boliviano ha reivindicado la lucha de sus antepasados por la búsqueda de derechos y la recuperación de su territorio y recursos naturales, y ha desechado los "comentarios" que le tachan de "dictador" y de ejercer un régimen "totalitario", lo que ha calificado de "tergiversaciones".

Morales también ha destacado el superávit fiscal logrado por su Gobierno en casi cuatro años de gestión, algo que ha achacado en parte a la Ley de Hidrocarburos. Por ello, se ha preguntado y ha preguntado a los empresarios presentes "quién se llevaba antes la plata".

Además, como hiciera el domingo en el discurso que pronunció en La Cubierta de Leganés ante la comunidad boliviana en España, Morales ha criticado la situación en que se encuentran los inmigrantes en nuestro país y ha recordado que sus antepasados "nunca declararon ilegales a los españoles que llegaban" al continente americano.

REFORZAR LA CONFIANZA

Por su parte, los empresarios españoles han trasladado al presidente de Bolivia la necesidad de que su Gobierno refuerce las "señales de seguridad y confianza" para las inversiones a largo plazo, que están "comprometidas con la transformación económica y social del país". Los directivos han puesto de manifiesto que, aunque en primer momento costó encontrar la "sintonía" con el Gobierno de Morales, actualmente la relación es fluida y las empresas españolas se sienten bien recibidas y tratadas en Bolivia. Además, han asegurado al mandatario que su país está considerado como estratégico para las inversiones españolas, debido a su potencial y riqueza en recursos naturales, a lo que Morales ha replicado que los inversores extranjeros que cumplan las reglas bolivianas serán bienvenidos en su país.

Durante su intervención, se ha referido al turismo y a la energía eólica como sectores con grandes posibilidades de futuro, al tiempo que destacó que son actividades prioritarias para su Gobierno y que están totalmente abiertas a la inversión privada. Al desayuno de trabajo han asistido representantes de empresas como Repsol, REE, Ace Consultores, Aena, Iberinco, Prointec, Santillana, Técnicas Reunidas, Abertis, BBVA o Prointec, entre otras.

El presidente del Consejo Superior de Cámaras, Javier Gómez-Navarro, ha asegurado al presidente boliviano que la apuesta de las empresas españolas por Bolivia está planteada a largo plazo, "aceptando y asimilando el proceso de cambio que se está produciendo". "Para las Cámaras de Comercio, Bolivia es uno de los países latinoamericanos con los que hace ya diez años decidimos trabajar de forma continua y permanente", ha añadido Gómez-Navarro, que ha subrayado que tienen un acuerdo con la Cámara de Comercio de Santa Cruz y que mantienen una "estrecha relación" con la Cámara española en Bolivia, que agrupa a las principales empresas españolas allí instaladas.

Tras su encuentro con los empresarios, el mandatario boliviano se ha reunido con el Rey, junto a los embajadores de los dos países, para repasar los asuntos que le han traído a España. Entre otras cosas, está previsto que se ultimen distintos acuerdos como el Programa de canje de deuda, que contempla la condonación de 77,3 millones de dólares y 5,55 millones de euros.

Esta noche los Reyes, acompañados por los Príncipes de Asturias, ofrecerán una cena en el Palacio Real en honor del presidente boliviano, quien mañana se reunirá con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero antes de emprender el regreso a casa.

Evo Morales se refiere a Moratinos como el "canciller de la república de España"
Comentarios