domingo 9/8/20
TRAS CRÍTICAR ABUSOS A NIÑOS POR SACERDOTES

El Vaticano convoca a su enviado en Irlanda tras unas críticas

El Vaticano ha llamado a consultas a su embajador en Irlanda después de las severas críticas del Parlamento irlandés por el papel de la Iglesia Católica al encubrir el abuso sexual infantil, dijo el lunes un portavoz.
Ciro Benedetti
Ciro Benedetti

La medida se dio una semana después de un cuestionamiento sin precedentes del Parlamento irlandés contra la Santa Sede tras la publicación de un informe que acusó a las autoridades eclesiásticas de encubrir los abusos sexuales a niños por parte de sacerdotes hasta una fecha tan reciente como 2009.

El portavoz adjunto del Vaticano, Ciro Benedettini, dijo que el arzobispo Giuseppe Leanza, nuncio apostólico de Irlanda, fue llamado a consultas.

La decisión altamente inusual del Vaticano refleja las tensiones en torno al tema, después de una oleada de críticas en Irlanda por su papel en el escándalo de abusos infantiles.

Irlanda dijo que no está sorprendida por la medida y que está esperando una respuesta del Vaticano a las acusaciones de que la Iglesia tuvo un papel en la ocultación de los abusos.

"Es un asunto de la Santa Sede", indicó el ministro de Relaciones Exteriores, Eamon Gilmore, en un comunicado. "Es de esperar que el Vaticano quiera consultar en profundidad con el nuncio sobre su respuesta", agregó.

La semana pasada, el Parlamento irlandés aprobó una moción deplorando el papel del Vaticano en "minar los marcos de protección infantil" tras la publicación de un informe condenatorio contra la diócesis de Cloyne en el condado de Cork.

El informe describió que los clérigos irlandeses ocultaron a las autoridades los crímenes de abusos sexuales por parte de sacerdotes hasta el año 2009 después de que el Vaticano pareciera menospreciar las guías de protección infantil irlandesas en una carta enviada en 1997 a los obispos del país.

El primer ministro irlandés, Enda Kenny, condenó a la Santa Sede en un discurso en el que dijo que la "violación y tortura de niños fue minimizada o manejada para sostener en cambio la primacía de la institución, su poder, posición y reputación".

El Vaticano negó que la carta fuera una invitación a ignorar las leyes irlandesas.

Una serie de revelaciones sobre violaciones y agresiones por parte de miembros de órdenes religiosas y sacerdotes quebró el papel dominante de la Iglesia Católica en Irlanda.

El Vaticano convoca a su enviado en Irlanda tras unas críticas
Comentarios