#TEMP
martes 17/5/22

El golpe de Micheletti arrasa al periodismo hondureño

AGNESE MARRA
Reporteros sin Fronteras ha hecho un balance de la situación que vive el periodismo en Honduras. La principal conclusión se resume bajo el término de ‘guerra civil’ mediática. El director de uno de los diarios más importantes del país advierte que lo peor está por llegar: “Cuando se produzcan las elecciones sufriremos más represalias que nunca”.
NUEVATRIBUNA.ES - 16.11.2009

Desde que el pasado 28 de Junio, el dictador Roberto Micheletti expulsó del país al presidente democráticamente electo, Manuel Zelaya, la prensa hondureña ha iniciado una ‘guerra civil’ mediática. La polarización de sus medios de comunicación se perfila como una de las consecuencias más desastrosas para el periodismo del país centroamericano, aseveran desde Reporteros Sin Fronteras.

La organización internacional (RSF) que defiende la libertad de expresión de los medios, estuvo en Honduras la primera semana de noviembre, un día después de que se firmara el pacto Tegucigalpa-San José.

RSF estuvo acompañada por representantes de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (Amarc), Freevoice, Internacional Media Support (IMS), Asociación Mundial de Periódicos (AMJ), Federación Internacional de Periodistas (FIJ). El objetivo era hacer un balance de la situación que padecen los medios en una etapa dictatorial, y hasta donde tienen la libertad necesaria para hacer publicaciones veraces.

Dentro de su ronda de entrevistas, RSF conoció a Geovanny Domínguez, director de la redacción del periódico Diario Tiempo en Tegucigalpa. Este periódico fue fundado en 1970 y edita actualmente 70.000 ejemplares. Pertenece al empresario Jaime Rosenthal Olivar, del Partido Liberal y seguidor de Manuel Zelaya. De los cuatro diarios nacionales del país, es el único que ha conseguido mantener una línea editorial de oposición al golpe de Estado y, es más, en proponer una amplia cobertura del acontecimiento, dándole la palabra a los dos bandos.

Sin embargo Geovanny Domínguez está preocupado por su profesión. La entrevista con el director de Diario Tiempo se produjo tras la noticia de que el Acuerdo Tegucigalpa-San José se hubiera roto. Micheletti no contaba con Zelaya y el dictador se acomodaba todavía más en la silla robada.

Domínguez reconocía que la situación se complicaba más. “Desde que sucedió todo, la prensa se ha polarizado y eso está acabando con la imagen del periodismo en nuestro país”, explica Domínguez a RSF. El periodista opina que lo peor está por llegar: “Todo puede agravarse cuando nos aproximemos a las elecciones del 29 de noviembre. La controversia lógica que rodea esta votación tendrá, inevitablemente, repercusiones en y sobre los medios de comunicación, a riesgo de exponer un poco más a los periodistas a represalias determinadas”, declaró el directo de Tiempo a RSF.

El fracaso del pacto Tegucigalpa-San José ha provocado más convulsión que nunca entre los hondureños. Decenas de manifestaciones tuvieron lugar a partir del 5 de noviembre. Reporteros Sin Fronteras aprovechó su estancia en el país para grabar un pequeño documental que demuestran la crispada situación que se mantiene en este país. Aquí tienen una breve muestra del trabajo.


>Vídeo del Diario Tiempo

El golpe de Micheletti arrasa al periodismo hondureño
Comentarios