#TEMP
miércoles 25/5/22

EEUU y Rusia acuerdan reducir sus cabezas nucleares en siete años

Con este acuerdo, ambas potencias vuelven a acercarse después de varios años de enfriamiento de las relaciones, con George W. Bush al frente de la Administración estadounidense y Vladimir Putin al frente de la rusa.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 6.7.2009

Estados Unidos y Rusia han alcanzado un acuerdo para reducir las cabezas nucleares desplegadas a entre 1.500 y 1.675 en un plazo de siete años en el marco de un nuevo convenio de reducción de armas. El acuerdo se ha logrado en la reunión que han mantenido el presidente ruso, Dimitri Medvédev, y el estadounidense, Barack Obama, en Moscú, a donde ha acudido en viaje oficial éste último. "En los próximos siete años de entrada en vigor del acuerdo, y en el futuro, se reducirán las cabezas nucleares estratégicas a una cifra de 1.500-1.675, y sus vectores a una cifra de 500 a 1.100", según el acuerdo, del que ha informado la Casa Blanca.

El actual tratado START para la reducción de armamento nuclear, firmado en 1991 y que expira en diciembre, establece el máximo de cabezas nucleares permitidas en 2.200 y el número de vectores en 1.600. El nuevo acuerdo, indica el comunicado, "incluirá medidas efectivas de verificación" y "mejorará la seguridad tanto de EEUU como de Rusia".

Los equipos negociadores han mantenido diversas reuniones desde abril, cuando Medvédev y Obama anunciaron su intención de lograr el acuerdo de reducción de armamento nuclear en una reunión en Londres, y tratarán de cerrar lo antes posible el nuevo tratado para su firma y ratificación.

Las estimaciones sobre los actuales arsenales nucleares de ambas potencias varían, pero según el "Bulletin of the Atomic Scientists", a principios de 2009 EE.UU. contaba con cerca de 2.200 cabezas nucleares desplegadas y Rusia con 2.790.

EL ESCUDO ANTIMISILES

En lo que respecta al polémico escudo antimisiles, Obama y Medvédev han acordado encargar a expertos de ambos países hacer un grupo de análisis conjunto de los riesgos balísticos actuales para tratar de resolver el agudo conflicto entre ambos países a cuenta del escudo antimisiles que EE.UU. planea instalar en Europa.

Los dos mandatarios han suscrito en total siete acuerdos, entre ellos uno por el cual Rusia permitirá el paso por su territorio de suministros para las tropas estadounidenses en Afganistán, lo que EE.UU. considera un importante apoyo en la lucha contra los talibanes.

De esta forma, se permitirá el paso de 4.500 vuelos militares estadounidenses por territorio ruso, lo que supondrá que EE.UU. pueda "diversificar aún más las rutas de transporte utilizadas para trasladar tropas y equipos críticos para el reabastecimiento de las fuerzas internacionales en Afganistán", según la Casa Blanca dijo en un comunicado.

Esto supondrá a EE.UU. un ahorro de 133 millones de dólares anuales en combustible y otros gastos, además de poder evitar rutas como las de Pakistán, en las que las tropas estadounidenses han sido atacadas por insurgentes. El acuerdo tendrá la vigencia de un año sin límite de prórrogas automáticas, aunque debe ser ratificado por el Parlamento ruso.

El presidente estadounidense y el ruso también han acordado crear una comisión bilateral para cooperar y coordinar acciones en materias como la energía, la lucha contra el terrorismo y el tráfico de drogas y potenciar los vínculos empresariales y científicos.

EEUU y Rusia acuerdan reducir sus cabezas nucleares en siete años
Comentarios