jueves 9/12/21
CARAVANA POR LOS REFUGIADOS

Cuando los Reyes Magos llevan agua, alimentos y refugio…

Un millón de niños del África Subsahariana no tiene cubiertas las necesidades de agua, nutrición y cobijo que todos los seres humanos necesitan. ACNUR ha puesto en marcha su segunda edición de la campaña navideña en la que participan los actores Luis Tosar y Juan Diego Botto entre otros.

nuevatribuna.es | 04.01.2011

El Comité Español de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha puesto en marcha la segunda edición de su campaña navideña La caravana por los refugiados 2010, que tiene como objetivo recaudar fondos para dar alimento, agua potable y cobijo a los niños refugiados en África, y concretamente, a los menores subsaharianos, un millón de niños no tiene cubiertas las necesidades de agua, nutrición y cobijo que todos los seres humanos necesitan.

Un 24 por ciento de los refugiados en el mundo están en África y este porcentaje supone un total de más de ocho millones de personas, de las que un 40 por ciento son niños. El objetivo del año pasado era recaudar 250.000 euros y se consiguieron casi 300.000, mientras que para esta nueva edición se espera recaudar 500.000 euros.

Las condiciones en las que viven estos refugiados se puede conocer a través de la página web, donde las personas podrán realizar donaciones o, quien no pueda donar, subirse a la caravana. En la página también hay un vídeo de la situación de los países en los que trabaja ACNUR (Chad, Sudán, República Democrática del Congo, Somalia y Kenia).

Los fondos recaudados se enviarán a la sede de ACNUR en Ginebra y después se comprarán todos los productos necesarios en distintos países en los que está presente el comité. También se dan situaciones en las que se ayuda a los refugiados para que construyan ellos mismos sus propias casas, escuelas o centros sanitarios, aunque hay otras situaciones de emergencia en las que sólo se puede enviar la ayuda.

En esta segunda edición, el Comité español de ACNUR ha contado con unos Reyes Magos muy especiales: Luis Tosar, Marta Etura, Paco León, Melanie Olivares, María Botto, Juan Diego Botto y Roberto Drago.

DATOS Y OBJETIVOS DE LA CARAVANA

8.883.803 refugiados y desplazados están bajo el amparo de ACNUR en África Subsahariana.

Más del 40% son menores de edad, entre los que 1.092.711 niños y niñas siguen teniendo un acceso insuficiente al suministro de comida, agua o refugio.

El 98% de todos ellos llevan más de cinco años desplazados y viven en asentamientos de larga duración. Los conflictos de larga duración en varios países africanos han hecho aumentar la cantidad de desplazados internos y el número de refugiados en los países vecinos.

PAÍSES DONDE SE DESTINARÁ LA AYUDA

Sudán: con 2,6 millones de desplazados internos en Darfur. Problemas de suministro de artículos de nutrición complementaria, agua e infraestructuras de refugio y saneamiento, tanto para los desplazados internos de Darfur como para los campos de refugiados de la zona este del país.

Chad: que acoge a 350.000 refugiados, procedentes de Sudán y República Centroafricana, y tiene 170.000 desplazados internos. El índice medio de desnutrición aguda se sitúa en el 12% de la población, el suministro medio de agua potable es de 13 litros por persona y siete campos de refugiados de un total de doce siguen careciendo de letrinas suficientes.

República Democrática del Congo (RDC): con casi dos millones de desplazados internos y retornados. El problema fundamental al que se enfrenta ACNUR es el suministro de refugio de emergencia y acceso al agua potable para miles de familias, en un entorno especialmente volátil en el este del país.

ACNUR sigue volcándose en proporcionar todos los materiales necesarios para la construcción de los refugios para personas vulnerables o con necesidades especiales y en habilitar recintos comunitarios como hospitales o centros de salud.

Somalia: Actualmente hay 1.600.000 desplazados internos. ACNUR se ha propuesto cubrir las necesidades básicas de refugio y nutrición de, al menos, el 80% de todos los desplazados internos del país.

Kenia: donde viven más de 300.000 refugiados, la mayoría somalíes, en los campamentos de Dadaab. El nivel de desnutrición aguda general alcanzaba el 17% y el de desnutrición aguda severa era del 2.6% de la población, siendo la principal causa de mortalidad entre los menores de cinco años. La asignación de agua potable estaba en los 13 litros por persona y el porcentaje de población con acceso a instalaciones de saneamiento mínimas apenas si alcanzaba el 50%.

El objetivo principal de ACNUR en esos países es asegurar que las personas bajo su amparo reciben la asistencia y protección necesarias hasta que se alcancen soluciones duraderas.

Si la situación en Costa de Marfil empeora y se convierte en emergencia humanitaria, una parte de las donaciones de esta campaña (que lleva unos 250.000 euros recaudados) se dedicará a ayudar a los niños y niñas refugiados marfileños recién llegados a Liberia.

Cuando los Reyes Magos llevan agua, alimentos y refugio…
Comentarios