<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 20.08.2022

Corea del Norte da otra vuelta de tuerca: "la guerra podría estallar en cualquier momento"

La tensión entre las dos Coreas se ha recrudecido en las últimas semanas a raíz de que Seúl acusase a Pyongyang del hundimiento del buque surcoreano 'Cheonan', en el que murieron 46 personas.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 3.6.2010

Corea del Norte alertó este jueves de un posible conflicto bélico con Corea del Sur al afirmar que la tensión en la región es tan alta después de las últimas acusaciones que la guerra podría "estallar en cualquier momento".

El embajador norcoreano adjunto en Ginebra Ri Jang Gon afirmó, en declaraciones preparadas ante la Conferencia de Desarme auspiciada por la ONU, que "la actual situación en la península Coreana es tan grave que la guerra podría estallar en cualquier momento".

Ri negó que Corea del Norte tenga algo que ver con este suceso y acusó a Corea del Sur de intentar exagerar el naufragio para iniciar una campaña difamatoria contra el régimen comunista.

UN ENIGMA SIN RESOLVER

El Cheonan, un navío de guerra surcoreano, se hundió el 26 de marzo de 2010. A petición del gobierno surcoreano, Australia, Canadá, Gran Bretaña y Suecia formaron una comisión investigadora internacional. Según el informe entregado el 20 de mayo por los expertos de dicha comisión, la corbeta surcoreana fue alcanzada por un torpedo de fabricación norcoreana, conclusión que Pyongyang ha desmentido categóricamente.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, quien además es ciudadano surcoreano, pidió al Comité Militar de la ONU que determine si se ha tratado o no de una violación del armisticio en vigor entre las dos Coreas mientras que las declaraciones siguen subiendo de tono a ambos lados del paralelo 38.

La prensa asiática se muestra, sin embargo, cada vez más escéptica en cuanto al incidente. Y ello por varios motivos:

El Cheonan se hundió en aguas que, a pesar de encontrarse actualmente en disputa, serían universalmente reconocidas como aguas territoriales norcoreanas en caso de la firma de un tratado de paz.

En el momento de su hundimiento, el Cheonan estaba participando en un importante ejercicio naval y formaba parte de un dispositivo destinado precisamente a detectar la presencia de submarinos enemigos y posibles disparos de torpedos.

Uno de los miembros surcoreanos de la comisión fue destituido por haber puesto en duda la sinceridad del trabajo de sus colegas. Según esa persona, era imposible afirmar que el Cheonan hubiera sido alcanzado por un torpedo ya que no existían indicios de explosión.

Numerosos expertos han expresado asombro ante el hallazgo de un fragmento identificable del torpedo ya que normalmente el torpedo utilizado queda pulverizado en la explosión que produce.

Periodistas coreanos y japoneses se plantean actualmente la hipótesis de la provocación. En ese contexto, la marina de guerra surcoreana pudo haber organizado sus maniobras en aguas territoriales norcoreanas actualmente en disputa en espera de una posible reacción de Corea del Norte. Al no producirse dicha reacción, el Cheonan fue hundido y un fragmento identificable de torpedo fue puesto en los restos de la corbeta hundida.

Corea del Norte da otra vuelta de tuerca: "la guerra podría estallar en cualquier...
Comentarios