sábado 30.05.2020
THE TIMES: 42%-39%

Corbyn a tres puntos de May en las elecciones del Reino Unido

Como se está demostrando en las últimas elecciones políticas en diferentes partes del Mundo, las sorpresas en los resultados empiezan a ser lo habitual.

Corbyn a tres puntos de May en las elecciones del Reino Unido

May se ha negado a los debates, ha propuesto recortes absurdos que perjudican a los jóvenes y a los pensionistas, ha enfurecido a los empresarios con sus medidas xenófobas contra los trabajadores emigrantes y además se está demostrando incapaz de evitar los golpes terroristas, el último de ellos en Londres la noche del 3 de Junio.

Corbyn en uno de sus últimos actos, celebrado en la ciudad de Basildon, población de 180.000 habitantes, mayoritariamente blanca, de clase media, ha vuelto a repetir que respeta el resultado del referéndum sobre el Brexit y que “El Reino Unido se va de la Unión Europea; este punto no está en duda”.

Para diferenciarse de la estrategia de May, Corbyn pone el acento en que buscará en las negociaciones con Bruselas “Un acuerdo que permita transformar el Reino Unido en un país con mayores derechos y protecciones que acabe con la explotación y las rebajas en el mercado laboral”.

Esa llamada recurrente y sistemática a los derechos de los trabajadores ingleses y extranjeros es un elemento que diferencia como la noche al día el programa "tory" del nuevo programa "labour" presentado en esta ocasión por el centenario partido.

El adelanto de las elecciones, que estaban previstas para mayo de 2020, auguraba un paseo militar para los conservadores que reclamaban al electorado les diera su apoyo para negociar con más fuerza y autoridad la salida del Reino Unida de la Unión Europea.

Día a día, el partido laborista, con un programa abiertamente de izquierdas ha ido remontando en todas las encuestas y está poniendo en peligro la mayoría absoluta de 326 escaños sobre 650 que necesitan los conservadores para salvar la cara.

Jeremy Corbyn, es un dirigente con una larga trayectoria política. No es un recién llegado. No es un joven profesor universitario.

Se inició en el sindicalismo reivindicativo de las Trade Unions, se dedicó a la Ayuda al Desarrollo en Jamaica, hizo campaña contra la Guerra de Vietnam y a favor del medio ambiente. A los 25 años fue elegido concejal, y con 34 fue diputado por Islington North (al norte de Londres), siendo conocido por haber votado en muchas ocasiones diferente a su partido y  mantenido siempre un discurso y un hacer coherente con sus ideas.

Se presentó a las primarias en septiembre de 2015 consiguiendo los avales necesarios con dificultad y frente a todo pronóstico ganó con un 60% de los votos.  Una campaña de afiliación masiva hizo que las filas del Partido Laborista se incrementasen y virasen la formación hacia la izquierda, ejemplo que algunos en la actualidad están recomendando al líder socialista español Pedro Sánchez para aumentar la base militante del PSOE.

Sin embargo, sus enemigos dentro del partido, la vieja guardia nostálgica de los tiempos de Tony Blair, forzó otras primarias tras una campaña de acoso con el argumento de que Corbyn era demasiado de izquierdas para que el partido pudiese ganar. Volvió a vencer, con un 62% de apoyo en septiembre de 2016

Corbyn va a tener dos bazas importantes para ganar las elecciones y conseguir la gran remontada: una estrategia nefasta de los tories y una planificación de los labour que les está proporciona excelentes resultados.

Además, May quiere recortar el “winter fuel allowance” (subsidio para la calefacción), reducir los menús escolares gratuitos, intervenir los precios de la luz y el gas, no permitir que el saldo de inmigración neta sea mayor a 100.000 inmigrantes anuales y, en cuanto al Brexit, defiende que es mejor que no haya un acuerdo a que haya un mal acuerdo.

Los  recortes a la tercera edad es lo que le puede costar las elecciones, ya que este sector de la población ha sido tradicionalmente su granero de votos. Las principales medidas que el Partido Laborista ha presentado tienen una orientación diferente. Entre ellas estas son las 20 más destacadas.

1.- Subida del “Income Tax” (Impuesto sobre la Renta) a los que ganen más de 80.000 libras al año (el 5% más rico de la población) y promesa de no subirlo al 95% restante

2.- Abolición de las tasas de matrículas universitarias.

3.- Nacionalización de Roya Mail (Correos) privatizado en 2015.

4.- Nacionalización de los Ferrocarriles.

5.-  Nacionalización del abastecimiento de agua.

6.- Nacionalización del sector eléctrico.

7. Negativas a nuevas subidas del IVA.

8.- Incremento del gasto en Sanidad, Servicios Sociales e Infraestructuras

9.- Brexit blando. Integración en el Mercado Único Europeo y la unión aduanera.

10.- Mantenimiento de los derechos adquiridos de los ciudadanos europeos residentes en Reino Unido y de los británicos residentes en la

11.-3% de inversión en I+D en 2030

12.-  Mayores impuestos a las empresas cuyo trabajador mejor pagado gane más de 20 veces lo que el trabajador peor pagado

13.- Transformación del nacionalizado Royal Bank of Scotland en varios bancos públicos locales

14.- Prohibición de que los bancos cierren sucursales donde claramente haya una necesidad local

15.- Subvenciones para el aislamiento térmico de los hogares

16.-  Ampliación de la baja de maternidad a 12 meses (actualmente el máximo pagado son 39 semanas), y de la de paternidad de las              actuales 2 semanas a 4 semanas.

17.- Aumento de los días festivos de los 8 anuales existentes a 12

18.- Subida del salario mínimo de las 7,50 libras/hora actuales a 10 libras/hora en 2020

19.- Subida del sueldo de los funcionarios públicos tras años de congelaciones

20.-  Subida de la duración mínima del contrato de alquiler de 6 meses a 3 años, no pudiendo subir más que la inflación

El Labour Party ofrece al electorado un programa opuesto a los programas de austeridad que se vienen practicando en la UE desde hace unos años y propone una redistribución de la riqueza y un aumento del gasto público.

Asimismo, aboga por una política de nacionalizaciones que es lo opuesto a la ortodoxia thatcherista que ha impregnado la política británica en las últimas décadas.

Por un lado, la propuesta del “dementia tax” le va a costar a los tories un buen puñado de escaños; por otro lado el Partido Laborista ha sabido presentar un programa atractivo para los jóvenes y los no tan jóvenes que sufren con mayor virulencia los efectos de la crisis.

Como se está demostrando en las últimas elecciones políticas en diferentes partes del Mundo, las sorpresas en los resultados empiezan a ser lo habitual.

Sin embargo, y como nos indicaba el analista financiero inglés, es posible que May gane y además con mayoría absoluta.  Los votos antieuropeos de la UKIP (un 28% en las últimas elecciones) parece que se trasladan en masa a los conservadores.

La solución el próximo ocho de Junio.

Corbyn a tres puntos de May en las elecciones del Reino Unido
Comentarios