viernes. 19.07.2024
NUEVATRIBUNA.ES - 18.7.2010

Las autoridades colombianas han destruido un campamento de la guerrilla de las FARC que estaba ubicado en una zona rural del departamento de Putumayo, cerca de la frontera con Ecuador.

El comandante de la Fuerza Naval del Sur, general Rafael Colón, ha explicado que en el interior del campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) fueron hallados explosivos supuestamente destinados a atentar contra la fuerza pública. Según el oficial, el Ejército y la Armada realizan operaciones en conjunto para evitar que desde Ecuador los irregulares ingresen armas y explosivos.

El oficial ha comentado que los guerrilleros habían sembrado varios campos minados con cilindros cargados de explosivos para evitar que las tropas llegaran al campamento. En la acción no se capturaron prisioneros.

Las autoridades colombianas destruyeron el 1 de marzo de 2008 un campamento de las FARC que estaba en territorio de Ecuador, donde fue abatido "Raúl Reyes" y una veintena de guerrilleros. Quito rompió relaciones diplomáticas con Bogotá a raíz de ese operativo. La operación militar que el presidente ecuatoriano calificó como una violación a la soberanía de su país desató una crisis cuyos rescoldos aún siguen encendidos.

Al dar cuenta de la muerte de Luis Edgar Devia, nombre verdadero de Raúl Reyes, el Gobierno colombiano explicó que sus fuerzas fueron atacadas, primero, desde territorio colombiano y, después, desde el otro lado de la frontera. La Fuerza Aérea colombiana bombardeó el lugar desde donde la habían atacado, unos 1.800 metros en el interior de Ecuador, y a continuación entraron en el país vecino para comprobar los efectos de su ofensiva. Allí encontraron, en un campamento de las FARC, a un grupo de guerrilleros muertos y entre ellos a Raúl Reyes, a quien trasladaron a Colombia. A partir de ahí se desató la crisis.

Colombia arrasa otro campamento de las FARC a un paso de la frontera con Ecuador