#TEMP
domingo 22/5/22

Cómo reconstruir Gaza sin contar con los palestinos

La cumbre sobre la reconstrucción de Gaza arranca hoy en Egipto sin la participación de Hamás, quienes no han sido invitados. Mientras, Israel aprueba la construcción de más de 70.000 asentamientos y Hillary Clinton reconoce que la ayuda económica no es suficiente si no se levante el bloqueo en la zona.
NUEBATRIBUNA.ES / AGENCIAS 02.03.2009

Sin la presencia de Hamás, que controla Gaza, y con Israel dando luz verde a la construcción de nuevos asentamientos, los dirigentes palestinos esperan obtener una ayuda de unos 2.800 millones de dólares (unos 2.210 millones de euros) para reconstruir la franja, devastada tras la última ofensiva israelí, en la conferencia de donantes que ha arrancado hoy en la localidad egipcia de Sharm el Sheik. Una alta partida de ayuda que, según ha asegurado Hillary Clinton, partidaria de un Estado palestino, no está supeditada para la consecución de la paz.

El mensaje de la secretaria de Estado de EE UU al inicio de esta cumbre es parecido al que han lanzado previamente ONG y grupos pro Derechos Humanos. Pese a la voluntad mostrada por gobiernos de todo el mundo de ayudar al levantamiento de las infraestructuras en el enclave costero palestino, las organizaciones han advertido de que el dinero no servirá de nada si no se consigue que Israel levante el bloqueo que mantiene en el territorio palestino, uno de los grandes obstáculos para la paz. Esta medida es rechazada por Israel, que la condiciona a la liberación del soldado israelí Gilad Shalit, en manos de milicianos palestinos desde junio de 2006.

A FAVOR DEL ESTADO PALESTINO

Clinton ha dicho que es necesaria una acción urgente para acabar con la crisis en el territorio y que el objetivo es "la creación de un Estado palestino en paz con Israel y sus vecinos árabes". Por su parte, el presidente egipcio, Hosni Mubarak, ha afirmado que "la guerra de Gaza ha descubierto la fragilidad del proceso de paz en Oriente Próximo".

La propuesta norteamericana de creación de un Estado palestino choca con la política de Benjamín Netanyahu, que estos días intentan formar gobierno con los partidos de extrema derecha. De hecho, las fricciones entre la nueva administración estadounidense y el futuro Ejecutivo israelí parecen cada día más grandes.

Israel mantiene sus planes al margen de esta conferencia. No hay freno por el momento, a la ampliación asentamientos y a la judaización de Jerusalén, acompañada de la demolición de casas o la expulsión de sus moradores palestinos.

Según informa la prensa israelí, Israel planea la construcción de 73.300 asentamientos en Cisjordania. También ONG israelíes han dado a conocer los planes para una enorme anexión -170 hectáreas- al asentamiento de Efrat, al sur de Belén. Clinton llevó ayer el primer aviso a Israel cuando aseguró que quiere poner freno a la expansión de colonias.

HAMÁS, EL GAN OLVIDADO

Hamás no ha sido invitado, pese a controlar Gaza desde junio de 2007. La comunidad internacional ya ha mostrado su disposición de ayudar económica a los habitantes de la franja, pero sólo a través de la Autoridad Palestina, que gobierna en Cisjordania, y de entidades independientes.

Además de la presencia de Clinton, alrededor de 70 países asisten a la reunión, que cuenta con la asistencia, entre otros, de los presidentes de Francia e Italia, Nicolás Sarkozy y Silvio Berlusconi. Durante los 22 días que duró la operación militar en el territorio palestino más de 1.300 palestinos y decenas de miles de viviendas fueron víctimas de los proyectiles lanzados por el Ejército de Israel.

Cómo reconstruir Gaza sin contar con los palestinos
Comentarios