#TEMP
domingo 22/5/22

Chávez militariza a la sociedad para celebrar el golpe de estado fracasado en 2002

El presidente venezolano Hugo Chávez celebró esta madrugada su retorno al poder tras el fracaso del golpe de Estado del 11 de abril de 2002, con el juramento de 30.000 milicianos que se comprometieron a impedir que algo así se repitiera. Chávez advirtió que la amenaza imperialista “no ha terminado”.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS 14.04.2010

El acto, bautizado como Día de la Milicia Bolivariana, del Pueblo en Armas y de la Revolución de Abril, se celebró en la avenida Bolívar de Caracas y fue transmitido en cadena nacional de radio y televisión. Previamente, el presidente venezolano lanzó Operación Trueno Comunicacional, con el objetivo de contrarrestar la información de los medios críticos con el Gobierno.

Chávez utilizó la espada del Libertador Simón Bolívar para el juramento en el que los milicianos se comprometieron a dar la vida si fuera necesario "por la independencia de la nación, la construcción, junto al pueblo, del socialismo bolivariano y la revolución socialista".

Antes del juramento Chávez advirtió a los asistentes que "el 11 de abril (de 2002) no ha terminado". "La amenaza golpista e imperialista no ha terminado ni terminará a corto plazo, porque ahí están los pitiyanquis venezolanos (pro estadounidenses), la oligarquía apátrida, buscando la manera de desestabilizar el país", explicó el gobernante.

"Ahí está el gobierno yanqui y sus gobiernos lacayos, como el gobierno de Colombia, buscando siempre la manera de agredir a Venezuela", señaló el presidente venezolano. Pero Chávez añadió que "así como el 11 de abril no ha terminado el 13 de abril tampoco ha terminado. La batalla para derrotar al imperialismo y a sus lacayos es de todos los días".

Los milicianos que prestaron juramento fueron equipados con los fusiles de asalto FAL, sin cargador, recientemente dados de baja en el ejército tras más de 50 años de servicio y, según opinión de expertos, sin otra capacidad de servicio que la de su uso en desfiles o actos de protocolo.

El carácter militar del acto sirvió para que Chávez recordase que Venezuela no es una "amenaza" para nadie y que no ha empezado una "carrera armamentista", como repiten en el exterior. "Hay que tener cinismo para decir eso sobre todo si lo dice ese imperio maldito que es el imperio yanqui, que un día desaparecerá de la faz del planeta", manifestó Chávez.

"Y saben que no me refiero al pueblo de Estados Unidos, porque ese pueblo se encargará un día de ponerle fin a la era imperial", añadió el gobernante venezolano. "Mientras tanto, tenemos que seguir preparándonos para la defensa del país en todos los terrenos, en lo cultural, en lo político, en lo económico y también en lo militar, de ahí la necesidad de asimilar que es de todos la responsabilidad de asegurar la soberanía y la independencia de la patria de Bolívar", expresó Chávez.

Chávez militariza a la sociedad para celebrar el golpe de estado fracasado en 2002
Comentarios