#TEMP
domingo. 26.06.2022

Cameron mete prisa a Clegg preocupado por el 'efecto Brown': "Es tiempo de decidir"

Siguen las negociaciones para formar Gobierno en el Reino Unido. Clegg reconoce que el proceso está ya en una "crítica definitiva fase" pero no quiere precipitarse y argumenta que el objetivo fundamental de los liberaldemócratas es "actuar responsablemente" para formar el "buen Gobierno que la gente merece".
> Gordon Brown se quita de en medio
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 11.5.2010

El líder conservador británico, David Cameron, ha advertido al lideraldemócrata, Nick Clegg, de que es "tiempo de decidir" qué oferta prefiere para formar Gobierno, tras haber ampliado a los laboristas el proceso de diálogo que, inicialmente, había emprendido con los 'tories' para establecer un colaboración en el escenario sin mayorías absolutas que dejaron las elecciones del 6 de mayo.

En declaraciones a los medios de comunicación a la salida de su residencia londinense para iniciar una nueva jornada de negociaciones, Cameron ha confiago en que Clegg opte por "la decisión correcta" para garantizar el Ejecutivo "fuerte y estable que este país necesita tanto y tan urgentemente".

Cameron no ha ocultado que empieza a ponerse nervioso tras un fin de semana que no ha arrojado ningún avance significativo en los sucesivos contactos con la tercera fuerza y, sobre todo y más importante, tras el nuevo factor introducido por el anuncio de Gordon Brown de que está dispuesto a abandonar la primera línea política para facilitar que los liberales lleguen a un acuerdo con los laboristas. Esta ha llevado al líder conservador a ceder incluso en su inicial reticencia a tocar el actual modelo electoral. Tras ser uno de los principales puntos de fricción de las conversaciones, los 'tories' han decidido admitir un referéndum, si bien, el alcance es más limitado de lo que los laboristas están dispuestos a ofrecer. Los conservadores someterían a plebiscito que se garantice por ley el voto alternativo, mientras que el partido de Gobierno no descarta una consulta popular acerca de la representación proporcional plena por la que apuestan los liberaldemócratas.

Para Cameron, la de los suyos es "una oferta completa, muy abierta y razonable", a lo que añade la reivindicación de su partido de "poner de lado los intereses de partido por el interés nacional".

Por su parte, Clegg reconoce que el proceso está ya en una "crítica definitiva fase" pero no quiere precipitarse. Aunque dice "estar tan impaciente como cualquiera porque esto culmine", aclara que el objetivo fundamental de los liberaldemócratas es "actuar responsablemente" para formar el "buen Gobierno que la gente merece". "Tan pronto como sea posible daremos a conocer un acuerdo completo", ha asegurado.

Mientras, su comisión negociadora se encuentra ya reunida en Westminster con una delegación laborista, a fin de explorar vías, después de que ambos partidos comenzasen ayer oficialmente los contactos, tras varios días de conversaciones informales. El equipo liberaldemócrata es el mismo que ha estado hablando con los conservadores, mientras que, por el otro bando participan el primer secretario de Estado, Peter Mandelson, uno de los principales avales de Gordon Brown; el titular de Infancia, Ed Balls, considerado el mayor aliado del 'premier'; el responsable de Cambio Climático, Ed Miliband, quien redactó el programa electoral y aparece en las quinielas para un posible recambio en el partido; el ministro de Transportes, Lord Adonis; y la número dos laborista, Harriet Harman.

Cameron mete prisa a Clegg preocupado por el 'efecto Brown': "Es tiempo de decidir"
Comentarios