lunes 29/11/21

Cameron coquetea con Clegg con promesas de reforma electoral

El vencedor en las urnas, David Cameron, le ha propuesto al liberal demócrata un pacto de coalición, pero le ha dejado claro quién manda señalando cada uno de los puntos ante los que no piensa transigir. A cambio le ha prometido que estudiará una reforma en el sistema electoral, palabras mágicas para los oídos de Clegg. Las negociaciones acaban de empezar.
> Clegg da la llave de Downing St. a Cameron
NUEVATRIBUNA.ES / AGNESE MARRA - 07.05.2010

Cameron también ha tendido su brazo a Clegg, proponiendo un pacto entre conservadores y liberal demócratas. Después de una campaña más que crítica con el tercero en discordia, el vencedor en las urnas ha hecho borrón y cuenta nueva y ha tentado a su posible socio con una reforma del sistema electoral a poner en marcha en su futuro Gobierno.

Esta mañana Clegg ya advirtió que su apoyo iría para el partido más votado , aunque no precisó si formaría una coalición con los conservadores o si dejaría que Cameron gobernara en minoría.

Parece que el líder de los tories prefiere estar acompañado, pero dejando claro quién manda: “Hacemos esta gran oferta a los liberal-demócratas, porque creo que tenemos muchos puntos es común. No obstante, quiero asegurarles a todos los votantes del Partido Conservador que hay ciertos asuntos sobre los cuales no permito cambios. No creo que el Gobierno deba ceder más poderes a la Unión Europea. No creo que se deba tomar una posición débil de cara al problema de la inmigración. Creo que el Gobierno debe mantener su apoyo a la seguridad de la nación”.

Después de exponer sus diferencias Cameron ha insistido en la necesidad de crear “un Gobierno fuerte, estable y lo más rápidamente posible”, pero tampoco ha descartado la posibilidad de formar un gobierno en minoría -'Arrangement Government'- con el apoyo puntual de otros partidos.

Los últimos datos del recuento de votos indican que los conservadores se harían con 302 escaños, contra los 256 de los laboristas y los 56 de los liberal-demócratas, según informa la BBC. El partido de Gordon Brown ya se ha despedido de la posibilidad de un futuro pacto con Clegg, es más, el todavía primer ministro ha declarado que entiende que Clegg tiene derecho a negociar primero con el vencedor en las urnas si éste se lo solicita.

La oferta de Cameron ya está sobre la mesa del liberal demócrata que tendrá que ver si le compensa o no formar gobierno con los conservadores. Gran parte del electorado de Clegg se ubica más a la derecha de los laboristas pero está en contra de las políticas neoliberales de los conservadores. Sin embargo Cameron ha dicho la palabra mágica que quiere escuchar Clegg, ha hablado de ‘reforma del sistema electoral’. Más adelante se verá si era un simple chantaje o si esa reforma se lleva a cabo. Todavía se presentan por delante varios días de negociaciones.

Cameron coquetea con Clegg con promesas de reforma electoral
Comentarios