jueves 28/10/21

Cameron, Clegg y Brown hacen guiños a la City con un mensaje de tranquilidad

El Partido Conservador británico y el Liberaldemócrata siguen evaluando posibilidades de colaboración, después de que las elecciones del jueves dejasen un Parlamento sin mayorías absolutas, con los 'tories' con el principal número de escaños, aunque a 20 de los 326 que marcan la hegemonía.
> Clegg coquetea con Cameron
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 9.5.2010

Conservadores y liberales han mantenido una primera reunión esta mañana, de algo más de una hora, que en palabras de sus líderes ha sido "constructiva". El proceso de negociación se dio por oficialmente abierto cuando el líder conservador, David Cameron, optó por invitar a la tercera fuerza, en lugar de intentar formar un Gabinete en minoría. Por el momento, está por definir la fórmula de colaboración, si bien el partido mayoritario quiere concluir cuanto antes el acuerdo.

Más expectación ha levantado, sin embargo, el encuentro privado que han mantenido este domingo el primer ministro británico, Gordon Brown, y el líder liberaldemócrata, Nick Clegg, en la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores. Mientras los equipos negociadores de ambos partidos discutían fórmulas de colaboración, Brown, quien regresó este domingo a Londres tras pasar el fin de semana en su residencia particular de Escocia, se entrevistó personalmente con Clegg para evaluar la situación, tras los dos contactos telefónicos mantenidos ya entre ambos el viernes y el sábado.

El 'premier' mantiene la mano tendida a los liberaldemócratas para intentar sellar una alianza, en caso de que éstos no lleguen finalmente a un acuerdo con los conservadores. La cita se habría desarrollado en términos "amigables", según fuentes de Downing Street citadas por la BBC, y representa la segunda que Clegg mantiene con los dos auténticos aspirantes a las llaves del número 10 de Downing Street.

En cualquier caso, las partes ya ha descartado una solución defintiva antes de lunes, a pesar de que los 'tories' son los más interesados en sellarla cuanto antes, especialmente para tranquilizar a la City, donde existe inquietud ante los efectos que esta incertidumbre sobre el futuro institucional del país podría representar para el déficit británico. Por ello, a pesar de que el pacto integral no tendría lugar este fin de semana, los 'fontaneros' conservadores aspiran, al menos, a dar cuenta de unas pautas en el ámbito financiero para la apertura de los mercados el lunes. Además, ha trascendido la posibilidad de que el partido ofrezca incorporar liberaldemócratas a una virtual Administración liderada por David Cameron, concretamente la Secretaría del Tesoro, en la práctica, un número dos del ministro de finanzas, y las carteras de Interior y de Transportes.

Antes, los liberaldemócratas tenían que autorizar a su líder, Nick Clegg, a continuar con estas conversaciones. Para ello, este sábado los 57 que han conseguido un asiento en Westminster se reunieron para evaluar el nuevo escenario, un encuentro marcado por protestas en la calle que reclamaban al partido que recuerde su promesa de la reforma electoral.

Con carteles que exhibían reivindicaciones como 'Votos justos ya' o 'Sé valiente' y cánticos como 'Queremos hablar con Nick', miles de personas, según la Policía, se dieron cita en el exterior del edificio para demandar cambios en el actual sistema de voto. Una demanda que Clegg apuntó que sería "fundamental" en cualquier acuerdo con los conservadores, si bien parece que se convertirá en uno de los puntos de fricción, puesto que, frente a la representación proporcional que los liberaldemócratas llevaron en su programa, los de David Cameron son reacios a tocar el actual modelo.

BROWN, ACUCIADO PARA QUE SE MARCHE

Por otra parte, casi dos tercios de los votantes consideran que el líder laborista británico, Gordon Brown, debería "aceptar la derrota" a la vista de los resultados de las elecciones generales de Reino Unido del jueves y dejar paso a un nuevo Primer Ministro, según un sondeo publicado este domingo. De acuerdo con la encuesta elaborada por la firma YouGov para el dominical británico "The Sunday Times", un 62 por ciento de los encuestados cree que Brown, todavía primer ministro, debería haber aceptado la derrota el viernes en los comicios.

Un 48 por ciento de los encuestados indicó que el nuevo gabinete debería estar liderado por los "tories", bien con un gobierno en minoría o como cabezas de una colación, frente al 31 por ciento que se decantó por una alianza formada por laboristas y liberaldemócratas.

La encuesta también mostró un gran apoyo, del 62 por ciento, hacia un sistema electoral más proporcional ante un 13 por ciento que se decantó por el actual.

YouGov entrevistó a 1.406 adultos por internet entre el 7 y el 8 de mayo después del anuncio de los resultados electorales, que por primera vez en 36 años han dejado a Reino Unido ante lo que se denomina aquí un Parlamento "colgado" (sin mayoría absoluta).

Cameron, Clegg y Brown hacen guiños a la City con un mensaje de tranquilidad
Comentarios