#TEMP
sábado 28/5/22

Bienvenido, compañero Presidente

AGNESE MARRA
El presidente boliviano, Evo Morales, visitó la facultad de Políticas de la Universidad Complutense de Madrid, donde le esperaban cientos de alumnos con un regalo: un mural del líder indigenista Tupac Katari. El mandatario latinoamericano, visiblemente emocionado ofreció un discurso sobre la historia indígena y los problemas a los que se enfrenta su país. Los estudiantes le corearon y ovacionaron sin descanso.
> El "canciller de la república de España"
NUEVATRIBUNA.ES 14.09.2009

Dentro de la intensa gira de Evo Morales en España, el presidente boliviano sacó un hueco de su agenda para visitar la universidad de Políticas de la Complutense. Se le esperaba a las 17.30, pero llegó a las seis de la tarde. Durante esa media hora medio centenar de alumnos se organizaban para poder hacer un “buen cordón humano” de modo que Morales tuviera facilidades para acceder al recinto.

Los alumnos de la universidad le esperaban inquietos, alguno que otro sólo estaba allí atraído por las cámaras y la expectación que se veía a las puertas de la facultad: “Y todo esto es por el boliviano ese”, decía uno con cierto desprecio. El comentario fue por lo bajini, si lo hubieran escuchado los otros compañeros se habría armado una buena.

La excusa de la visita era la presentación de un mural en homenaje al líder indigenista Tupac Katari. Evo Morales inauguraría la obra para después dar una pequeña conferencia en el salón de actos de la facultad. A las seis en punto Morales se bajaba del coche y era recibido por el decano de la facultad, Francisco Aldecoa y por el rector de la Complutense, Carlos Berzosa. Después de una lucha entre periodistas y alumnos, Evo consiguió llegar a ver el mural para después dirigirse rápidamente al lugar de la conferencia.

El salón de actos estaba repleto. Música folclórica boliviana daba la bienvenida al presidente aymara y dejaba a las puertas del salón de actos a casi un centenar de estudiantes, que a pesar de hacer mucho ruido no consiguieron entrar. No había espacio.

Los anfitriones desplegaron todos los elogios. “Su vista enaltece a nuestra facultad, deseo que vuelva a ser reelegido porque se necesitan jefes de gobierno como usted para acabar con las desigualdades en América Latina”, decía Carlos Berzosa. “Su llegada al Gobierno nos devuelve la confianza en la política”, decía, Pablo Iglesias, docente de la facultad. Una representante de los alumnos tomó la palabra para recordar que los estudiantes de políticas apoyaban firmemente al líder boliviano y afirmaban que querían evitar las burocracias terminológicas como “Excelentísimo” para poder decirle: “Bienvenido, compañero Presidente”.

Evo, visiblemente emocionado agradeció los piropos y comenzó su discurso leyendo la sentencia de muerte que le aplicaron a Tupac Katari: “Cuando murió Katari dijo ‘yo muero pero volveremos en millones’. Ahora hemos vuelto y esos millones estamos en Bolivia”. Con esa frase Morales consiguió que los estudiantes se deshicieran en aplausos y en míticas ‘arengas’: “Alerta al que camina, la espada de Bolívar para América Latina”, resonaba en el salón de actos.

“NOS LLAMAN EL EJE DEL MAL”

Evo Morales hizo un breve repaso por la historia de la lucha indigenista para concluir en el presente: “Ahora hemos conseguido un estado plurinacional donde hay armonía entre los indígenas con la madre tierra y con su territorio, además de igualdad con los mestizos”. El presidente boliviano recordó que el año pasado por primera vez en 183 años el pueblo boliviano aprobaba la Constitución con sus votos: “Rebelión de ayer, revolución de hoy, este es el símbolo de las transformaciones democráticas. Con ello no queremos provocar, sólo damos la voz al pueblo, algo que no había pasado nunca”.

El líder aymara con mucho humor habló de las críticas que ha recibido su Gobierno entre las facciones más conservadoras europeas y norteamericanas: “Nos llaman el eje del mal – comentaba riéndose- primero Fidel, después Chávez, y conmigo dijeron: ‘ya se une otro al eje del mal. Bienvenidos al eje del mal compañeros’”, ironizaba el mandatario. Morales aseguró que las luchas de antes contra los imperios aun hoy se mantienen: “Seguimos dominados bajo políticas macroeconómicas neoliberales que no solucionan los problemas de desigualdad de la mayoría”.

En este sentido, el presidente boliviano pedía ayuda, después de que el rector, Carlos Berzosa, ofreciera a la facultad Complutense como socia del gobierno boliviano: “Sí, les necesitamos como socios, precisamos ayuda para cambiar la mentalidad colonial que reside en ambos lados del Atlántico”.

LA MADRE TIERRA

Dentro de su discurso, la preocupación y la lucha por el cambio climático fue uno de los temas en los que priorizó Morales: “Estamos en un momento en el que creo que es más importante defender los derechos de la madre tierra que los derecho del ser humano”. Tras la fuerte declaración, recordó cómo el cambio climático ha modificado el paisaje boliviano y como en el resto del mundo las consecuencias se hacen presentes: “Es muy importante que seamos firmes en la lucha contra el cambio climático, a veces me desespera saber las dificultades a las que nos enfrentamos, pero tenemos que pelear por la madre tierra”, aseguró el boliviano, siguiendo así una de los tres preceptos claves de la cultura aymara.

En su despedida repitió innumerables veces lo sorprendido y agradecido que se sentía por el cálido recibimiento de los estudiantes: “En mi vida jamás soñé con estar en un evento como éste, y después de este encuentro sé que Bolivia no está sola. Me voy más comprometido que nunca por luchar por los derechos de los bolivianos y de todo el pueblo latinoamericano”. Las ovaciones y los gritos de “Evo presidente” se escucharon más altos que nunca. Morales salía rápidamente, le tocaba cena con el rey. Los estudiantes se iban contentos y orgullosos de tener un líder a quien seguir.

Bienvenido, compañero Presidente
Comentarios