#TEMP
domingo 29/5/22

Arranca la campaña electoral en Honduras con el apadrinamiento de los golpistas

El gobierno legítimo de Honduras gestiona el rechazo de la Organización de Estados Americanos (OEA) a las elecciones mientras continúe el actual régimen de facto en el país.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 31.8.2009

A principios de julio, la OEA suspendió a Honduras como Estado miembro para expresar la condena al golpe militar perpetrado en ese territorio centroamericano el 28 de junio último.

El ex embajador hondureño ante la OEA Carlos Sosa confirmó que solicitarán la adopción de un documento en el que se ratifique la decisión de desconocer los sufragios y sus probables resultados si tienen lugar bajo la tutela del Ejecutivo golpista encabezado por Roberto Micheletti. Para la semana entrante está prevista una reunión del Consejo Permanente de la OEA, con la participación de representantes de 33 países, y en ese contexto podría emitirse el pronunciamiento contra los ilegales comicios.

Sosa explicó que preparan la resolución, la cual deberá ser asumida por al menos una de las delegaciones asistentes al Consejo. El documento, precisó, sería presentado este martes, cuando se prevé la intervención especial del depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, ante los embajadores de la OEA. "Estamos redactando un proyecto de resolución que aparte de aumentar la presión sobre la gente del golpe, incluye el desconocimiento de todo proceso electoral que se lleve a cabo bajo la tutela del régimen", sostuvo el diplomático.

Los cancilleres de los países que integran el Sistema de Integración Centroamericano (SICA) declararon el día 27 en Costa Rica que la región no reconocerá ningún gobierno en Honduras que surja de la ruptura constitucional. Los cancilleres reafirmaron su condena al golpe de Estado en ese país y su deseo de que se restituya al depuesto mandatario Manuel Zelaya. A la reunión en San José acudieron los cancilleres de Guatemala, Haroldo Rodas; de Belice, Wilfed Peter Erlington; de El Salvador, Hugo Martínez, y de Costa Rica, Bruno Stagno.

Para el 29 de noviembre próximo están fijados los sufragios generales en Honduras a fin de elegir a la presidencia de la República, los diputados al Parlamento nacional y centroamericano y las autoridades locales.

El Frente Nacional contra el Golpe que aglutina las fuerzas sociales en ese país denunció la ilegitimidad de la campaña electoral y los sufragios en el marco de la asonada. En tales condiciones, indicó el Frente, las votaciones son inaceptables, pues el fundamento básico para reconocer el proceso y sus probables resultados en las urnas es la previa reinstalación en su cargo del presidente Zelaya.

CAMPAÑA TENSA

La campaña electoral comienza este lunes y los candidatos de los tradicionales y conservadores partidos Liberal y Nacional, Elvin Santos y Porfirio Lobo, respectivamente, dijeron que la iniciarán "con optimismo" a pesar de la crisis derivada del golpe de Estado. Los otros candidatos son Felícito Ávila, de la Democracia Cristiana; Bernard Martíndez, de Innovación y Unidad-Social Demócrata, y César Ham, de Unificación Democrática, de izquierda. Se suma el independiente Carlos Reyes, un reconocido dirigente popular que se recupera de una triple fractura en su mano derecha sufrida durante un enfrentamiento entre seguidores de Zelaya y la Policía, a finales de julio pasado.

De los seis candidatos presidenciales, Porfirio Lobo busca el poder por segunda vez tras perder las elecciones de noviembre de 2005 contra Zelaya, empresario maderero, ex diputado y ex ministro de Inversión Social, quien tras dos años de mandato dio un giro y asumió una política de izquierda. Lobo, a quien los seguidores de Zelaya también califican de "golpista", dijo hoy a periodistas que su gobierno sería "de integración, de amplia participación para que todos juntos hagamos los cambios necesarios para construir un futuro con esperanzas que se concrete en un plan de nación".

Por su parte, Elvin Santos, también "golpista" para los simpatizantes de Zelaya, promueve la generación de muchos empleos y una mayor participación de los gobiernos municipales para impulsar el desarrollo del país. Santos es criticado dentro del oficialista Partido Liberal porque siendo vicepresidente de la República renunció para buscar la candidatura presidencial pese a tener una prohibición legal, en una de las muchas violaciones a la Constitución del país centroamericano.

El independiente Carlos Reyes dijo que él también iniciará mañana su campaña, aunque advirtió que si el país no vuelve al orden constitucional antes de las elecciones se retirará de la contienda y pedirá que los demás hagan lo mismo. Agregó que "los candidatos no golpistas", que en su opinión representan a los partidos minoritarios, también se deben retirar del proceso si no se restaura la institucionalidad en el país.

Según el Tribunal Supremo Electoral (TSE), más de cuatro millones de hondureños podrán votar en las elecciones de noviembre.

Arranca la campaña electoral en Honduras con el apadrinamiento de los golpistas
Comentarios