#TEMP
miércoles 25/5/22

Alan García da otra bofetada, esta vez a la prensa, y censura dos programas

Jaime Bayly, "EL Francotirador", es uno de los periodista silenciados por sus críticas a los manejos del presidente peruano para influir en las elecciones a la alcaldía de Lima. Pero García ha acallado también a otro programa de televisión que informó sobre su bofetada a un joven que le llamó "corrupto".
> El presidente de "la mano larga"
NUEVATRIBUNA.ES - 15.10.2010

Dos programas de opinión de la televisión peruana, uno de ellos conducido por el popular periodista Jaime Bayly, dejaron de ser transmitidos abruptamente por criticar la conducta del presidente Alan García. "El Francotirador", que dirigía Bayly, en la cadena Frecuencia Latina, y "Enemigos Públicos", en Panamericana, dejaron de emitirse el martes en medio de la sospecha de una censura impuesta desde la presidencia de Perú.

Esa percepción se acentuó este jueves cuando el propio mandatario peruano se quejó de cómo informa la prensa local, a la que acusó de crear las condiciones para que los políticos sean insultados. "Lamento decirlo, pero la actitud a la que a veces contribuye la prensa es que a los políticos los paren insultando en las calles, y eso no está bien", dijo García a los periodistas al negar una supuesta bofetada a un ciudadano que le insultó, una versión que la prensa refuta. "Así como a la prensa no le gusta que cuando llegue a un desalojo le quiten sus cámaras y se les insulte, tampoco hay que instigar a que a los políticos se les insulte en las calles. Eso es un acto de bajeza", enfatizó García. El presidente peruano advirtió de que "un diario y un programa de televisión van a tener que explicar por qué juegan así con estas cosas (...) están buscando mini incidentes mentirosos para ver de qué manera llaman la atención".

"Esa declaración es un comentario desafortunado del presidente Alan García sobre el papel de la prensa", dijo a la AFP el director ejecutivo del Instituto Prensa y Sociedad (IPYS), Ricardo Uceda. "Lo que ha dicho puede ser tomado de manera amenazante", indicó el director del IPYS, una organización no gubernamental que defiende la libertad de expresión en Perú.

El programa diario "Enemigos Públicos" de Panamericana TV dejó de difundirse luego que sus periodistas denunciaran un veto a un reportaje sobre la supuesta bofetada presidencial. El gerente de la cadena, Federico Anchorena, desmintió el veto y dijo que el programa estaba en "reestructuración".

Respecto a Jaime Bayly, el presentador ya dijo en su programa que el canal estaba preocupado por sus expresiones críticas hacia García, a quien acusó de presionar a las autoridades electorales para beneficiar a la candidata conservadora en las elecciones municipales en Lima.

"Bayly se convirtió en un periodista incómodo para los grandes intereses que controlan la televisión y que no quieren un periodista que juegue a favor de un candidato que no represente a la derecha económica y política", dijo el sociólogo Carlos Reyna. "Estos hechos revelan la debilidad de los medios ante el poder y que la libertad de prensa es muy precaria en el país", dijo por su lado el analista Alberto Adrianzén en declaraciones al diario La Primera.

El popular conductor había apoyado a la liberal de izquierda Susana Villarán para la alcaldía de Lima en las elecciones del 3 de octubre, a quien respaldó en su programa donde criticó durante semanas a la conservadora Lourdes Flores, la otra candidata.

Lo que ha generado un fuerte rechazo es la propuesta del congresista Walter Menchola para sancionar a los medios de comunicación que difundan, sin orden judicial, conversaciones grabadas ilegalmente.

En diálogo con Perú.21, la directora del Consejo de la Prensa, Kela León; el presidente de la Comisión de Justicia del Parlamento, Rolando Sousa, y el portavoz de la bancada nacionalista, Daniel Abugattás, defendieron que no se puede parametrar la labor periodística y advirtieron de que se buscaría amordazar a la prensa en puertas de un proceso electoral. León subrayó que el anunciado proyecto de ley “definitivamente” atenta contra las libertades de prensa y de expresión y contra el derecho a la información. “Tiene todos los elementos de una ley mordaza”, sentenció.

Para Sousa, en la actual coyuntura política, es preferible no realizar ningún cambio en esta materia y señaló que es mejor pecar de exceso que limitar o censurar las denuncias de la prensa. En opinión de Abugattás, la difusión de conversaciones ‘chuponeadas’ (grabadas mediante el pinchazo de líneas telefónicas) debe ser manejada por la autorregulación, bajo los criterios de ética y responsabilidad.

Menchola anunció que este viernes presentaría su proyecto con el fin de que los periodistas tengan que pedir permiso al juez para difundir audios ilegales y puedan ser multados en el caso de que no lo hagan. El congresista Juan Carlos Eguren (UN) dijo que se trata de una alternativa que se puede evaluar porque “la autorregulación de la prensa no existe”.

Alan García es conocido por sus exabruptos y sus reacciones violentas. En 2004, antes de la célebre 'cachetada' y cuando aún no era presidente, marchaba por las calles de Lima acompañando una protesta de trabajadores en huelga contra su antecesor Alejandro Toledo. Una cámara le captó propinándole una patada por la espalda a un hombre que se le cruzó delante. Estas son las imágenes:


Alan García da otra bofetada, esta vez a la prensa, y censura dos programas
Comentarios