sábado 31/10/20

"Se jactaba de haber participado en los vuelos de la muerte" de la dictadura argentina

Lo dicen compañeros de Julio Poch, el piloto de origen argentino detenido en Valencia por haber tomado parte en los vuelos de la muerte, y que ha ingresado en prisión sin fianza.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 23.9.2009

Según informa este martes el diario holandés De Telegraaf, Julio Poch "nunca ocultó entre sus colegas" que participó en esos vuelos, en los que numerosos prisioneros políticos fueron arrojados al Río de la Plata, narcotizados y maniatados. Prueba tangible de que el argentino no ha hecho ningún esfuerzo por mantenerse al margen de la publicidad es que cuenta con su propio perfil (incluida una fotografía actual) en el portal Facebook. En su página en Internet, Poch asegura haber nacido un día 20 de febrero (no aclara de qué año), dice vivir en la ciudad holandesa de Alkmaar, admite estar casado, que tiene una hija, Mariana, y que es ex alumno del Colegio Nacional de Buenos Aires.

Según fuentes argentinas citadas por la prensa holandesa, Poch quedó involucrado en la causa judicial de la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA), un centro de torturas de Buenos Aires, después de una investigación realizada en 2008 en Holanda por el magistrado argentino Sergio Torres, quien ha ordenado su detención.

Mientras tanto, el portavoz del Ministerio holandés de Asuntos Exteriores, Herbert Brinkman, confirmó hoy la detención del piloto. "Les puedo confirmar que Julio Alberto Poch, piloto de la aerolínea Transavia, fue detenido en Valencia, a pedido de la Justicia argentina. Tiene la doble nacionalidad holandesa y argentina", aseguró en declaraciones a la agencia de prensa holandesa ANP.

"LA COMPAÑÍA SIEMPRE LO SUPO"

Un detalle importante es que la empresa aérea Transavia "siempre supo del pasado de Poch", según contaron varios de sus ex colegas al diario De Telegraaf. "Hace ya tiempo que sabíamos que Julio participó en esos vuelos, incluso él se vanagloriaba de ello. La dirección de Transavia lo supo desde el primer momento y no hizo nada", asegura uno de los ex colegas del piloto, que pidió permanecer en el anonimato. "Lo que no entendemos es cómo se les ocurre justo ahora detenerlo. Esto se sabía desde hacía mucho tiempo", cuenta otro de sus ex colegas.

Según De Telegraaf, la dirección de Transavia está "estudiando en estos momentos cómo es posible que la empresa lo haya contratado sabiendo su pasado".

Mientras tanto, en España, el Juzgado de Instrucción número 2 de Quart de Poblet (Valencia) acordó el ingreso en prisión provisional y sin fianza de Julio Alberto Poch. Según ha informado hoy el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, las autoridades argentinas han solicitado su extradición por su implicación en un proceso por torturas. La titular del citado juzgado ha tomado declaración al detenido en cumplimiento del exhorto del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional. Al acabar la comparecencia, que ha contado con la presencia del Ministerio Fiscal, el piloto ha sido trasladado al centro penitenciario de Picassent y ha quedado a disposición del citado juzgado central, que es el competente para tramitar su extradición, según han explicado las fuentes.

Poch fue detenido cuando efectuaba una escala de 40 minutos en el aeropuerto de Manises, antes de regresar a Amsterdam como comandante de un avión de pasajeros de la compañía aérea neerlandesa Transavia. Según un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Países Bajos, el piloto, que cuenta con la doble nacionalidad holandesa y argentina, fue apresado anoche en España a petición del Gobierno argentino y permanece detenido en estos momentos.

"Se jactaba de haber participado en los vuelos de la muerte" de la dictadura argentina
Comentarios