#TEMP
sábado 28/5/22

"Había las mismas armas de destrucción masiva que en Irak, antes de la guerra"

El padre de Manuel Tapial, uno de los activistas que viajaba en la flotilla solidaria que fue abordada esta madrugada por el Ejército israelí, ha asegurado que todas las acusaciones que está lanzando Israel contra los integrantes de la misión humanitaria forman parte de una "campaña de intoxicación".
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 31.5.2010

Manuel Espinar, presidente de la asociación Cultura, Paz y Solidaridad Haydée Santamaría y padre de Manuel Tapial ha informado de que "todos" los integrantes de la iniciativa serán encarcelados en cuanto lleguen al puerto israelí de Ashdod. "No estoy más afectado por el hecho de que esté mi hijo. Estaba mi hijo como podía estar cualquier otro. Lo que me afecta es la injusticia, todos los muertos tenían padre y madre", ha declarado Espinar durante una rueda de prensa celebrada por la asociación en Madrid.

Según Espinar, fuentes procedentes de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados palestinos en Oriente Próximo (UNRWA) le han comunicado que "todos los barcos han sido trasladados a un puerto de Israel", concretamente Ashdod, donde "Israel tiene preparada una cárcel" de la que incluso había informado recientemente la televisión israelí. "La idea es llevarlos a todos a la cárcel", ha dicho y se ha remitido a las informaciones aportadas por el secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, que apuntan a que "los tres españoles están bien". "Hay muertos europeos, pero ahora me acuerdo de los muertos palestinos, iraquíes, los muertos europeos no valen más que ellos", ha asegurado.

Según Manuel Espinar, los miembros de la asociación ya sabían que algo así podía ocurrir y, de hecho, se había advertido de ello al Gobierno español y a la Unión Europea para que garantizasen la protección del barco, pero no se obtuvo "ninguna respuesta". "El Gobierno y la UE son culpables", según sus palabras. "Israel sabía que el objetivo de la flotilla era romper el cerco", lo cual le obligaría a "asumir que Gaza está ocupada", por lo que no estaba dispuesta a consentir que el convoy llegara a su objetivo.

No obstante, ha admitido que "la flotilla no pensaba que iba a ser atacada": "Nunca pensábamos que iba a ocurrir lo que ocurrió hasta la última noche". (...) "El barco llevaba bandera de Turquía, un país de la OTAN, ¿cómo iba a intervenir Israel en un barco con bandera de un país de la OTAN, un país fiel a los dictámenes del Imperio?".

"CAMPAÑA DE INTOXICACIÓN"

"Israel había advertido de que si pasaban de las 60 millas iba a intervenir", ha explicado Espinar, por lo que la asociación se había mantenido en contacto permanente con la tripulación, mediante Internet y teléfono por satélite, hasta las 3.55 horas de esta madrugada. "El Derecho Internacional establece que cada país tiene 20 millas, pero Israel se ha apropiado otras 40", ha proseguido, y en todo caso, la tripulación había decidido no acercarse más allá de las 90 millas, pese a lo cual se produjo el abordaje, en el que murieron entre diez y veinte personas, según las diversas fuentes.

Respecto a las acusaciones israelíes de que los tripulantes tenían armas y que los soldados dispararon para defenderse, Manuel Espinar ha sido rotundo: "Las armas de destrucción masiva que llevaba la flotilla eran las mismas que tenía Irak antes de la guerra". Estas acusaciones, ha dicho, forman parte de las "mentiras" y de la "campaña de intoxicación de Israel". Los tripulantes y los pasajeros "efectivamente se resistieron, cuando se produjo el abordaje se defendieron con palos, pero lo que habría que preguntarse no es por qué hubo resistencia, sino qué hacía el Ejército israelí en aguas internacionales".

Sobre la supuesta presencia de armas, ha precisado que antes de la partida se había invitado "a la comunidad internacional, a la ONU, a la Unión Europea, que fuesen y supervisasen los barcos, no hubo ninguna voluntad de ocultar nada".

"Había las mismas armas de destrucción masiva que en Irak, antes de la guerra"
Comentarios