martes 31.03.2020

"Catástrofe nacional" en el golfo de México

El Gobierno de Obama trata de impedir que el petróleo dañe el entorno natural del río Misisipi, mientras el petróleo ya ha llegado a las costas de Luisiana.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 30.04.2010

Una enorme mancha de petróleo vertido por una plataforma que se hundió en el Golfo de México acechaba hoy a las costas de Luisiana amenazando con provocar lo que el Gobierno de Estados Unidos ha calificado como "una catástrofe nacional".

El canal de televisión de Luisiana WWLTV informó que algunas primeras manchas débiles de la marea negra habían llegado al anochecer a las cercanías de la boca del río Misisipi en un avance que amenaza el delicado ambiente de vida salvaje de la región y una de las más importantes de alimento marino del país.

WWLT dijo que los primeros indicios de la mancha sobre la costa fueron detectados por un helicóptero de la Guardia Costera en la zona de Plaquemines.

Añadió que se temía que las barreras instaladas para impedir la llegada del crudo y proteger las playas tendrían poco éxito debido a que en las últimas horas las olas en la zona alcanzaban más de un metro y medio de altura.

El embate contaminante del crudo se ha hecho inminente pese a los esfuerzos para impedirlo encabezados por la Guardia Costera y la petrolera British Petroleum (BP) en una tarea a la que el jueves se unieron los pescadores de la región.

El Gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, ha pedido fondos al Departamento de Defensa de Estados Unidos para desplegar 6.000 soldados para limpiar la mancha de petróleo.

El vertido comenzó el pasado día 20 tras una explosión e incendio de una plataforma de British Petroleum que, tras hundirse, comenzó a derramar miles de barriles de crudo. La plataforma Deepwater Horizon, que se encontraba a unos 75 kilómetros de la costa, se incendió y se hundió dos días después.

Fuentes oficiales indicaron que en estos momentos el pozo submarino donde se encontraba la plataforma está derramando diariamente unos 5.000 barriles de petróleo, cinco veces más de lo que se creía inicialmente.

LA ADMINISTRACIÓN OBAMA AL COMPLETO

Ante la situación el presidente de EE.UU., Barack Obama, ordenó que la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, el secretario de Interior, Ken Salazar, y la administradora de la Agencia de Protección Ambiental, Lisa Jackson, viajen hoy a la costa del golfo.

Un comunicado de la Casa Blanca indicó que inspeccionarán las operaciones dirigidas a minimizar el peligro ambiental en las áreas afectadas. También recorrerán la zona por vía aérea para supervisar las tareas de contención que puso en marcha BP y reunirse con las autoridades estatales y locales.

Además, recibirán un informe sobre las pesquisas acerca de la explosión que causó la muerte de 11 trabajadores que se encontraban en la plataforma el pasado día 20.

"Catástrofe nacional" en el golfo de México
Comentarios