miércoles 27/10/21
MÁXIMA ALERTA EN FUKUSHIMA

Unos 200 operarios intentan evitar una tragedia nuclear en la central de Fukushima

La principal prioridad sigue siendo el reactor 3, el único de la planta en el que se utiliza plutonio, mucho más nocivo que el uranio.

La radiación vuelve a rebasar el límite legal en la planta nuclear de Fukushima
La radiación vuelve a rebasar el límite legal en la planta nuclear de Fukushima

Los responsables de la central japonesa de Fukushima trabajan por evitar que escapen a su control los seis reactores en un intento de evitar una tragedia nuclear. Para ello se está bombeando agua a los reactores 5 y 6 de la planta, hasta ahora los menos problemáticos, para enfriar ambos núcleos. Sin embargo, la principal prioridad sigue siendo el reactor 3, el único de la planta en el que se utiliza plutonio, mucho más nocivo que el uranio.

180 operarios están trabajando en la central después de que este miércoles se evacuara a gran parte de los trabajadores y que solo 50 permanecieran en el lugar por el riesgo. Sin embargo, la cifra dista de los 800 trabajadores que había en el complejo antes del terremoto del 11 de marzo

El ministro portavoz japonés, Yukio Edano aseguró en rueda de prensa que el nivel de radiactividad registrado, hasta ahora, en un radio de entre 20 y 30 kilómetros de la central, donde se ha pedido a los residentes que permanezcan en casa con las ventanas cerradas, no supone "un riesgo inmediato para la salud".

Ante las dificultades para inyectar agua marina en el reactor 3 desde la propia central por el alto nivel de radiación, un helicóptero de las Fuerzas de Auto Defensa (Ejército) partió hoy desde la vecina ciudad de Sendai para arrojarla desde el aire.

Sin embargo, los elevados niveles de radiactividad detectados en esa zona llevaron en el último momento a abortar el intento, según la televisión nacional NHK, que citó fuentes del Ministerio de Defensa.

Según la agencia local Kyodo, se teme que el reactor haya liberado vapor radiactivo debido a daños en su sistema de contención. De este reactor salieron columnas de humo blanco, que, según Edano, es vapor procedente de la piscina donde se almacenan barras de combustible atómico ya utilizadas.

El edificio que alberga ese reactor quedó dañado el lunes a causa de una explosión de hidrógeno y ayer se detectaron altos niveles de radiación en sus inmediaciones.

La elevada radiación llevó a evacuar a la mayoría de los 800 trabajadores de la central, donde quedaron solo cerca de medio centenar, que hoy tuvieron que abandonarla temporalmente a causa de una nueva subida de la radiactividad.

Unos 200 operarios intentan evitar una tragedia nuclear en la central de Fukushima
Comentarios