sábado 24/7/21

Todo el material no reutilizable de la jornada electoral debe ser reciclado

Las delegaciones del Gobierno deberán reciclar todo el material no reutilizable que haya sido utilizado durante la jornada electoral, mientras que lo que pueda ser reutilizable para otros comicios como, por ejemplo, los carteles de colegios electorales, las urnas o las cabinas, será guardado, según han informado fuentes del Ministerio del Interior.

Estas mismas fuentes han explicado que esta medida se debe a una instrucción del Estado que da el propio Ministerio del Interior a las delegaciones del gobierno. Habitualmente, son los servicios municipales los que se encargan de recoger todo el material que se vaya a tirar y, por ejemplo, como ocurre con las papeletas, cada ayuntamiento tiene un servicio de recogidas.

En cuanto a las citadas papeletas, suelen ser destruidas si han sido utilizadas por los votantes, una vez se hayan mandado las actas, mientras que, por el contrario, las que sobran y no han sido utilizadas, sí podrán ser recicladas, según han explicado fuentes de la delegación del Gobierno de Madrid.

En el caso de las papeletas, el nuevo diseño para el Senado también ha permitido un ahorro para el estado. De menor tamaño que las que se han venido utilizando hasta ahora, tenían como principal objetivo facilitar el voto a los electores, aunque también ha permitido un significativo ahorro al reducir la cantidad de papel necesario.

Así, por primera vez en todas las circunscripciones se ha utilizado un folio más pequeño, tamaño A4, impreso a doble cara si hubiera sido necesario. Además, las nuevas papeletas han permitido incrementar de 5 a 7 las candidaturas por columna gracias a la supresión de los suplentes a cada candidato.

850.000 EUROS DE AHORRO

Hasta el momento, el porcentaje de fabricación de papeletas sobre el censo electoral venía determinado por la imposibilidad de hacer frente a una demanda sobrevenida durante la jornada de votación. Por este motivo, el volumen de papeletas fabricadas de cada candidatura alcanzaba más del 100% del censo electoral, lo que provocaba unos sobrantes de más del 90%.

Para evitar esta situación, el Ministerio del Interior ha diseñado una aplicación para la impresión de papeletas en los locales electorales, que ha permitido una primera fase de fabricación en la imprenta y una segunda fase condicionada a la necesidad real durante la jornada electoral.

De esta manera, se han dejado de fabricar cerca de 500 millones papeletas con respecto a las impresas en 2008 (el 54% de las que se fabricaron en 2008), lo que supone un ahorro de 850.000 euros.

Todo el material no reutilizable de la jornada electoral debe ser reciclado
Comentarios