jueves 9/12/21
SE CUMPLE UNA SEMANA DEL SEÍSMO

Nueva Zelanda guarda dos minutos de silencio para recordar a las víctimas del terremoto en Christchurch

Nueva Zelanda ha guardado dos minutos de silencio a las 12.51 de la mañana del martes (23.51 de la noche del lunes en la España peninsular) en recuerdo a las 154 víctimas mortales del terremoto de 6,3 grados en la escala de Richter que a esa misma hora sacudió hace una semana la ciudad de Christchurch.

A esa hora las campanas de todas las iglesias del país, tanto católicas como anglicanas, han repicado en señal de duelo, a excepción de las de la Catedral de Christchurch, que quedó totalmente derruida y entre cuyos escombros se busca todavía a posibles supervivientes.

Mientras, a las puertas del Parlamento se ha celebrado una breve vigilia durante la mañana que ha estado dirigida por el decano de la Catedral de Wellington, Frank Nelson. A ella se han sumado el viceprimer ministro, Bill English, y el líder laborista, Charles Chauvel, según informa Radio New Zealand.

Al término de estos actos, el alcalde de Christchurch, Bob Parker, ha adelantado que este martes será un día "muy emocionante" para todos los vecinos de la ciudad. En este sentido, el portavoz del Servicio de Bomberos, Russell Wood, ha asegurado que lo será especialmente para los equipos de emergencia que han colaborado en las tareas de rescate y de limpieza.

Entretanto, continúa la búsqueda de supervivientes, aunque desde la tarde del pasado miércoles no se ha localizado a nadie con vida entre los escombros, por lo que las autoridades creen que la cifra de desaparecidos podría sumarse en su totalidad a la de fallecidos, que se situaría en torno a los 240.

VUELTA A LA NORMALIDAD

Una semana después de la sacudida, algunos comercios han comenzado a abrir sus puertas, mientras que el 85 por ciento del servicio eléctrico ha sido restablecido, con la ayuda de 41 generadores, y al menos dos tercios de la ciudad cuentan ya con suministro de agua, pese a que algunas áreas todavía utilizan tanques.

Por su parte, el primer ministro neozelandés, John Key, ha ordenado la apertura de una investigación sobre el estado real de los edificios que tras el terremoto de 7,1 grados del pasado mes de septiembre se declararon seguros y que con esta segunda sacudida se han venido abajo.

En concreto, se refirió a la sede de la televisión local, una construcción de 25 años que albergaba también una escuela de idiomas en la que estudiaban muchos estudiantes extranjeros, de los cuales la mitad han muerto.

"Esto es algo que ha acabado con la vida de muchas, muchas personas, así que necesitamos obtener algunas respuestas, sobre estos edificios y sobre la eficacia de los códigos de construcción", dijo Key, en declaraciones a los medios locales.

De forma paralela, el ministro de Recuperación del Terremoto, Gerry Brownlee, ha anunciado la creación de un paquete de medidas para normalizar la situación del país tras ambas sacudidas que, en total, han supuesto unas pérdidas económicas de 15.000 millones de dólares (10.856 millones de euros).

Nueva Zelanda guarda dos minutos de silencio para recordar a las víctimas del terremoto...
Comentarios