<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 20.08.2022
SEGÚN ESTUDIO DE LA REVISTA SCIENCE

Un estudio científico advierte de los efectos que ya se están produciendo en la agricultura por el cambio climático

La revista Science acaba de publicar el resultado de una investigación dirigida por David Lobell, científico especializado en agricultura de la Universidad de Stanford, en la que se afirma que los problemas generados por el efecto invernadero en la producción agrícola en muchos países del mundo son ya un hecho.

Lobell asegura: “Es una frustración tener que responder siempre a preguntas sobre el futuro y que todo el mundo piense en el cambio climático como algo en el futuro", cuando “es algo que tenemos que aprender y hacer frente en este momento".

Lobell y su equipo analizaron los registros agrícolas de la producción de maíz, arroz, trigo y soja desde 1980 hasta 2008. Los cuatro cultivos representan el 75% de las calorías consumidas por la población del mundo.

Utilizando los datos históricos del clima, de la temperatura y la precipitación, los investigadores elaboraron una línea de tendencia de los patrones del clima vinculados a los datos de la cosecha de cada año y una segunda línea de tendencia sobre la hipótesis de que no existiese calentamiento durante el mismo periodo, estableciéndose posteriormente una comparación entre ambos escenarios. Llegaron a la conclusión de que los rendimientos en la producción de maíz y trigo disminuyeron en un 3,8% y 5,5%, respectivamente, en comparación con lo que hubiera sido sin el calentamiento global. En el caso del arroz y la soja, la producción no experimentaría variaciones en una hipotética estabilización de la temperatura media planetaria.

Este estudio aportó sin embargo variaciones considerables de unas regiones a otras. Así, en Estados Unidos y Canadá no se redujo la producción vinculada al clima de estos alimentos, mientras que en otras zonas se produjo una disminución a pesar de las mejoras tecnológicas y de prácticas introducidas en la agricultura.

Para los investigadores californianos, un aumento de la temperatura de 1 ° C arrastra a la disminución de los rendimientos de los productos agrícolas señalados, en un 10% en los países que no están en las latitudes altas.

Los resultados de esta investigación han sido acogidos con cierto escepticismo por una parte de la comunidad científica especializada en este campo, como ha declarado John Reilly, economista agrícola y energético del Instituto de Tecnología de Massachussets (EE.UU.), que considera que el documento es "una contribución interesante a la discusión", aunque sus conclusiones "no son convincentes." Estima que existen otros factores que han podido ser más determinantes que el incremento de temperaturas, como por ejemplo el tecnológico o el económico (los precios agrícolas) y señala que el IPCC (Grupo de Investigación sobre Cambio Climático de la ONU) predice un aumento, no una disminución, en la producción agrícola mundial, a medida que más dióxido de carbono (CO2 ) se concentra en la atmósfera, lo que beneficia el crecimiento vegetal.

Lobell por su parte ha respondido que su análisis sugiere que cualquier ventaja para los vegetales generada por el aumento del CO2 ya está siendo llevada a su límite, porque el calentamiento por sí mismo está dañando los cultivos.

Lobell dice también que el siguiente paso es buscar en las zonas donde la temperatura está cambiando más rápidamente para ver cómo los agricultores están adaptando sus métodos agrícolas y qué tipo de estas mejoras funcionan mejor.

Un estudio científico advierte de los efectos que ya se están produciendo en la...
Comentarios