jueves 17.10.2019
REDUCEN SU CONSUMO ELéCTRICO

Los donostiarras reducen su consumo eléctrico y dejan paso a las energías renovables

El consumo eléctrico en Donostia-San Sebastián ha descendido por tercer año consecutivo, siendo el consumo medio anual menor que 4.000 kWh por habitante

Los donostiarras dejan paso a las energías renovables

Según el informe de sostenibilidad de Donostia-San Sebastian, impulsado por la Fundación Cristina Enea, en el año 2012, en el ámbito de la movilidad, sigue incrementándose el uso de la bicicleta (la media diaria de desplazamientos en bicicleta ha sido de 15.709, representando un incremento del 2 % respecto a 2011), y, si bien ha descendido el uso del transporte público (Dbus ha tenido 28.964.333 viajes en 2012, suponiendo un descenso del 1 % respecto a 2011), sigue siendo muy importante el número de personas que utilizan este medio en sus desplazamientos por la ciudad.

La tasa de “compra verde” de material fungible que realiza el Ayuntamiento sigue siendo elevada y aumenta el número de productos fungibles considerados como de “material verde” que se adquiere

Se estabiliza el índice de motorización de la población: desciende ligeramente el índice de motorización en turismos (407 turismos por 1.000 habitantes, descenso del 0,21 %) aunque se incrementa ligeramente el relativo a las motocicletas (140 vehículos por 1.000 habitantes, incremento del 0,36 %).

Continúa el descenso del consumo total de agua (el consumo total ha sido de 220 litros por persona y día, representando un 2 % menos  que el año 2011, mientras que el consumo doméstico ha sido de 144 litros por persona y día, superior a 2011 pero inferior a años anteriores), acompañado de la reducción progresiva en el volumen de agua perdida, que representa un  15 % menos que el año anterior.

Por otro lado, aunque los análisis de la calidad del agua del Urumea permiten observar una creciente mejoría en las zonas más cercanas a la desembocadura y en la costa (mejora la calidad en Santa Catalina, Aguas en  Muy Buen estado, y se mantiene la calidad en Mompás,  Muy Buena), las analíticas realizadas en la zona media del río, entre los puentes de Loiola y Santa Catalina, y en Ergobia, muestran que persisten descensos en los índices de la calidad de esta agua (se mantiene la clasificación en Loiola, Deficiente, y baja la calidad en Ergobia, Aguas de escasa calidad). Asimismo, en la Regata de Igara, la calidad obtenida ha sido de Aguas de escasa calidad.

En el ámbito de los residuos, sigue reduciéndose la cantidad global de los residuos producidos (un 4 % menos que el año pasado, representando una generación de 1,19 kg de residuos por habitante y día, la menor de los últimos 10 años), tendencia detectada en años anteriores y posiblemente vinculada en parte con la recesión económica. Además, se han recogido selectivamente 0,39 kg de residuos por habitante y día, la misma cantidad que en 2011. 

En lo que respecta a la energía, ha descendido, por tercer año consecutivo, el consumo eléctrico (un 2 %), representando el consumo medio anual 3.986 kWh por habitante; no obstante, el consumo de gas se incrementa en un 8 %  (4.171 kWh por habitante al año). Prosigue aumentando la instalación de energías renovables, tanto su capacidad instalada como la capacidad de producción energética, que es modesta (6.091.724 kWh, incremento de 0,35 % respecto a 2011). 

En lo que se refiere al consumo responsable, se constata un aumento del presupuesto destinado a las acciones relacionadas con el mismo (un total de 21 actuaciones promovidas por el Ayuntamiento, con un presupuesto de 78.291 €). Continúa la progresiva implantación de sistemas de gestión ambiental en actividades públicas y privadas (obtención de 7 nuevas certificaciones en Sistemas de Gestión Ambiental, este año todas en la empresa privada). La tasa de “compra verde” de material fungible que realiza el Ayuntamiento sigue siendo elevada (97 % del presupuesto de material fungible es “compra verde”, frente a 85 % en 2011), y aumenta el número de productos fungibles considerados como de “material verde” que se adquiere.

En el ámbito social, persiste el crecimiento de los índices de paro (12,3 % tasa paro total en 2012, 10,3 % en 2011; 12,7 % tasa de paro femenino en 2012, 10,8 % tasa de paro femenino en 2011) y 3.939 familias son perceptoras de la Renta de Garantía de Ingresos, que viene a suponer que el 5,2 % de las familias del municipio son perceptoras de estas ayudas. Por otra parte, los servicios sociales atienden, con diferentes niveles de intensidad, al 41 % de la población mayor de 65 años, 16.671 personas.

Los donostiarras reducen su consumo eléctrico y dejan paso a las energías renovables
Comentarios