Miércoles 19.06.2019
FUERTE POLEMICA EN LA CIUDAD

Las actividades taurinas prohibidas en Donostia

El Ayuntamiento de San Sebastian prohibe expresamente la utilización de la Plaza de Toros para "actividades que supongan maltrato a los animales"

El Gobierno municipal de San Sebastián, en poder de Bildu, aprobó unos pliegos administrativos para el alquiler de la plaza de toros de Illunbe en verano, hasta el año 2016, que impiden la celebración de festividades taurinas en el coso donostiarra

El concejal delegado de Participación Ciudadana, Axier Jaka, informó de que los «pliegos administrativos» que recogen las condiciones para el alquiler del coso taurino solo prevén su uso para«actividades culturales, artísticas, deportivas u otras derivadas de las mismas» y que prohíben actividades que supongan maltrato a los animales.

El PP ha anunciado una denuncia a Bildu ante los tribunales por la prohibición de actividades taurinas en San Sebastián, ya que califica como "un verdadero abuso y fraude legal" la decisión del Gobierno Local de prohibir los toros en la ciudad.

En una rueda de prensa celebrada en el Ayuntamiento de San Sebastián, el portavoz del PP, Ramón Gómez Ugalde, ha presentado la denuncia que el partido ha interpuesto a Bildu.

Gómez ha indicado que las corridas de toros son "definidas y reguladas exclusivamente por el legislador" el Parlamento Vasco, y ha manifestado que "ni Bildu ni el alcalde", Juan Karlos Izagirre, pueden actuar con "caprichos" y "no puede prohibir una actividad legal" en Euskadi.

Según ha afirmado el portavoz, la prohibición del Gobierno local actúa "al contrario de los principios de eficiencia de economía y rentabilidad", porque supone perder la "rentabilidad que obtiene el ayuntamiento con la feria taurina en una sola semana".

Según reza el dictamen aprobado  por la Junta de Gobierno Local, la explotación de la plaza de toros «está dirigida a promover la oferta musical, deportiva, artística, cultural, etcétera, prohibiendo expresamente aquellas otras que conlleven con carácter general cualquier forma de maltrato animal».

La edil del PSE-EE en el consistorio donostiarra, Marisol Garmendia, ha calificado de «cacicada del alcalde», la «prohibición» de celebrar festejos taurinos en la plaza de Illunbe que, a su entender, responde a «un capricho absolutamente personal» de Juan Carlos Izagirre con el que «va a torear a todos los donostiarras».

Garmendia ha recordado que el pleno municipal se ha pronunciado «reiteradamente y de forma clara» en varias ocasiones a favor de que haya una temporada taurina en la ciudad.

Además ha expresado sus «dudas» sobre la legalidad del citado pliego de condiciones «al prohibir la celebración de una actividad perfectamente legal en el Estado», al tiempo que se ha cuestionado si «negar las mismas oportunidades a las empresas taurinas que a otras a la hora de alquilar una instalación sea lícito».

Por su parte, el portavoz municipal del PNV, Eneko Goia, ha considerado que «la prohibición de Illunbe es una imposición de la izquierda abertzale» y «un acto arbitrario para imponer la agenda ideológica de Bildu a costa de los bolsillos de los donostiarras».

Para Goia, esta decisión evidencia «la nula calidad democrática de Bildu, que se pone por montera los reiterados mandatos del pleno».

«Es otra de las paradojas de Bildu: prohíbe los toros en San Sebastián y los mantiene en Azpeitia o Zestoa, donde también gobierna», ha subrayado el dirigente nacionalista.

El mundo abertzale siempre se ha movido en un terreno contradictorio con los toros. Uno de sus referentes históricos Jon Idígoras fue aficionado a la tauromaquia desde joven,  llegó a lidiar toros en algunas plazas vascas, y en el mundo taurino se le llegó a conocer como Chiquito de Amorebieta, Chiquito de Éibar o Morenito del Alto. Comenzó como subalterno en la cuadrilla del Duque de Boroa y era habitual verle en el "apartao" de la Feria de San Fermín haciendo gala de su conocimiento de los astados y dando consejos a los diestros.



 

Comentarios