jueves 17.10.2019
EL INSTITUTO TECNOLOGICO LEITAT (TERRASA)

Investigan para aprovechar el residuo alimentario humano

Según la FAO cada año se desperdician más de 1,3 billones de toneladas de residuos alimentarios a nivel mundial. 

Investigan para aprovechar el residuo alimentario humano

El Instituto Tecnológico LEITAT,  coordina el proyecto europeo NOSHAN, en el que colaboran 12 instituciones europeas, cuyo objetivo es investigar en el proceso y tecnologías transformando residuos alimentarios en piensos funcionales para alimentación animal de manera económica, con un reducido coste energético y permitiendo la máxima valorización de los residuos de partida.

El proyecto NOSHAN se centra en investigar los procesos y tecnologías necesarias para transformar los residuos alimentarios en piensos funcionales y que confieran propiedades saludables a animales de granja

Según un estudio de la FAO cada año se desperdician más de 1,3 billones de toneladas de residuos alimentarios a nivel mundial. Cada europeo genera entre 280 y 300 kg de residuos anualmente. En la actualidad, estos residuos son parcialmente valorizados como forraje para pienso o como compost, pero la mayoría son gestionados como residuos con un elevado impacto negativo sobre el medio ambiente. Las pérdidas de comida suponen un gran despilfarro de recursos naturales, además de producir emisiones de gases invernadero que contribuyen al calentamiento global.

El proyecto NOSHAN se centra en investigar los procesos y tecnologías necesarias para transformar los residuos alimentarios en piensos funcionales y que confieran propiedades saludables a animales de granja. El valor nutricional, la funcionalidad según las necesidades de los animales, así como la seguridad y calidad del producto final son los objetivos principales de la investigación.

Durante el proyecto se caracterizarán los principales residuos generados a lo largo de toda la cadena alimentaria, desde la producción al consumidor. También se determinará la posible presencia de contaminantes microbianos y químicos como metales pesados, pesticidas, y otros elementos peligrosos. Con ello, se podrán identificar los residuos alimentarios con más potencial y crear una base de datos de residuos valorizables. A nivel técnico, LEITAT desarrollará las tecnologías de obtención de péptidos activos a ser utilizados como ingredientes funcionales para pienso, así como diferentes tecnologías de encapsulación que permitan verificar que los aditivos para animales soportan el procesado durante su conversión a pienso.

Como resultado del proyecto se prevén obtener dos tipos de productos. Por un lado, ingredientes derivados de residuos alimentarios como sustitutivos de los ingredientes mayoritarios del pienso (que actualmente se obtienen de diferentes tipos de cultivo como por ejemplo la soja) y, por el otro, ingredientes funcionales o principios activos para ser utilizados como aditivos para pienso, reduciendo así el coste de dichos aditivos.

Investigan para aprovechar el residuo alimentario humano
Comentarios