Nuevatribuna

Unanimidad en el Parlamento Portugués contra la planta de almacenamiento de residuos de Almaraz

La propuesta de condena formulada por "Los Verdes" para la construcción de un almacén de residuos en la central nuclear española de Almaraz consiguió la unanimidad de los demás grupos parlamentarios.

El Parlamento portugués ha aprobado por unanimidad un voto en contra de proceder a la construcción de la planta de almacenamiento de residuos nucleares proyectada  en Almaraz.

La propuesta de condena formulada por "Los Verdes" para la construcción de un almacén de residuos en la central nuclear española de Almaraz consiguió la unanimidad de los demás grupos parlamentarios.

El texto aprobado manifiesta lo siguiente: "El Parlamento, reunido en sesión plenaria, condena la posibilidad de la decisión del Gobierno español de un proyecto para construir un almacén de residuos nucleares en Almaraz, con impactos obvios y riesgos transfronterizos, ignorando al gobierno y al pueblo de Portugal" 

De acuerdo con la votación, la central de Almaraz es "la más antigua de España" y ahora está obsoleta, habiendo sido "objeto de varios incidentes en los últimos tiempos ligados principalmente a su sistema de refrigeración" por medio de "las aguas del río Tajo" a tan sólo cien kilómetros de la frontera con Portugal.

"Esta proximidad y el reparto de este río internacional, son suficientes factores para que Portugal, bajo ninguna circunstancia, sea ignorada,  respecto a los proyectos relacionados con la planta de energía nuclear"

El ministro de Asuntos Exteriores  Augusto Santos Silva ha manifestado  que Portugal y España están "trabajando duro" para mantener una reunión de los ministros de Medio Ambiente de ambos países para tener una "reunión de trabajo", en la que abordar la cuestión.

Sobre esta reunión que probablemente se realice en Madrid el próximo 12 de enero el ministro ha manifestado lo siguiente:

"No tiene  sentido celebrar la reunión sólo es para llevar a cabo las decisiones tomadas. Tiene sentido  un encuentro en el que los ministros puedan discutir argumentos cara a cara, la lógica, los procedimientos para adoptar las medidas correctivas, si existe  alguna posibilidad ".

La extensión de la vida de la central, después de la autorización de la construcción de este centro de almacenamiento de residuos nucleares,  "es particularmente objetable e inaceptable en varios niveles", el primero de los cuales es su legalidad ya que "la escala de un proyecto de esta naturaleza no puede evitar un procedimiento de evaluación de impacto ambiental, incluyendo los impactos estratégicos y la repercusión transfronteriza ".

El ministro manifestó asimismo: "En términos de la relación bilateral entre los dos estados, y dado el riesgo potencial y el impacto de la decisión en las personas y las áreas protegidas de ambos lados de la frontera, la materia no puede dejar de involucrar previa comunicación, una estrecha vigilancia  del estado portugués.

"Portugal ha elegido de forma firme, sostenida y exitosa, el uso de las energías renovables como un camino de  futuro para asegurar la independencia energética, lo que demuestra la existencia clara de una forma alternativa y sostenible", se indica en el manifiesto aprobado.